Internet como motor del crecimiento económico y del empleo (II)

En una entrada anterior poníamos en valor el papel de la Economía Digital e Internet en el desarrollo económico de los próximos años y asegurábamos que es ahora cuando las política públicas tienen que apostar por el desarrollo del Sector, sino queremos quedarnos atrás en el nuevo escenario digital que está cambiando todos los indicadores de la Economía mundial. Ver entrada: Internet como motor del crecimiento económico y del empleo (I).

Internet y sus tecnologías está facilitando la productividad y la eficiencia de la Economía, las plataformas, los servicios y los sistemas informáticos y la colaboración en la nube están cobrando mayor presencia en las empresas, no sólo por las ventajas que permiten desde el punto de vista de la accesibilidad, sino por el ahorro que ofrecen en términos de inversión y de consumo. En términos generales, se estima que la adopción de cloud computing podría redundar en un 0,1-0,4% del PIB en la Unión Europea. En el entorno de las PYMEs, las estadísticas demuestran que aquéllas que están utilizando de forma más intensiva las nuevas tecnologías llegan a exportar dos veces más que otras, creciendo el doble en términos de generación de empleo y experimentando un aumento de su productividad en un 10%.

El modelo de cloud computing requiere de una menor inversión inicial y permite convertir costes fijos en variables, reduciendo las barreras de entrada al mercado. Además, ganan en eficiencia energética dado que los datos se alojan en centros de cálculo optimizados. En España tenemos grandes oportunidades para nuestras empresas en este ámbito. Sin embargo, más del 50% de las PYMEs afirma no conocer el cloud computing, no llegando al 10% su número de usuarios.

Un reciente estudio sobre el potencial de creación de empleo que puede generar la implantación generalizada del cloud computing apunta a que, en el periodo 2010-2015, se crearán 392.500 empleos en España, tanto directos como indirectos. Esta esperanzadora cifra, aun así, está aún muy lejos de las previsiones que se realizan en ese mismo estudio para Alemania (789.400 empleos para el mismo periodo), aunque está alineada con las previsiones para Italia (455.800) y Francia (469.400) y supera significativamente las previsiones para Reino Unido (289.000)

Los principales retos con los que las empresas se encuentran a la hora de adoptar sistemas en la nube en línea son la seguridad, la disponibilidad y fiabilidad de los proveedores, la ubicación y privacidad de los datos, la continuidad del negocio y la adaptación tecnológica.

Algunas de las propuestas recogidas en el Informe de la CEOE son:

  1. Desarrollo de un plan divulgador de los beneficios del cloud computing para las empresas en colaboración público-privada y con el apoyo de las Organizaciones Empresariales que las representan, especialmente para las PYMEs españolas, lo que permitirá incrementar su eficiencia y productividad, así como reducir costes.
  2. Incentivar a las empresas españolas que instalan infraestructuras de datacenter y de cloud en España, generando empleo, inversión directa y riqueza indirecta en nuestro país.
  3. Revisar la regulación que establece mecanismos de colaboración de intermediarios de servicios de la Sociedad de la Información con las autoridades a la hora de perseguir y penalizar actividades ilícitas online con el objeto de que estas obligaciones no resulten una carga discriminatoria para las empresas españolas que invierten y generan empleo en España, con respecto a la actividad de empresas que prestan servicios similares (en Internet no hay fronteras físicas para la prestación de servicios) pero radicados en otros países, tanto dentro como fuera de la Unión Europea.
  4. Crear espacios online donde las empresas puedan compartir buenas prácticas que les permitan conocer su impacto y desarrollo haciendo uso de case-studies, puede servir como incentivo para operar en la nube.
  5. Establecer canales de colaboración público-privados para desarrollar programas conjuntos de asesoramiento y formación a las PYMEs en esta materia y para ofrecer paquetes de recursos a costes reducidos.

La innovación y el emprendimiento son dos de los pilares sobre los que se asientan los planes de impulso que están llevando a cabo muchos países para combatir la crisis económica. Algunos de ellos como Austria, Dinamarca, Finlandia o Estonia han puesto en marcha agencias especializadas en investigación e innovación en materia de nuevas tecnologías.

Entre los temas que se han incluido en esas agencias no faltan la potenciación del cloud computing, la convergencia de la tecnología con las disciplinas científicas, las tecnologías semánticas, smart cities, análisis de big data o seguridad en Internet, entre otros. En la mayor parte de estas iniciativas se ha identificado como una de las oportunidades más claras, el apoyo a nuevas iniciativas emprendedoras que a través del desarrollo software crean productos y servicios globales.

En España, la política de estabilidad fiscal, no hacen posible la puesta en marcha de medidas de estímulo de la Innovación. En la mayoría de los países de nuestro entorno con un criterio acertado y de futuro, han seguido manteniendo o han ampliado el apoyo a la Innovación y han aumentado las medidas en favor de la Economía Digital y las Nuevas Tecnologías.

Para favorecer el emprendimiento, desarrollar la innovación y facilitar nuevas propuestas que ayuden a la generación de empleo de calidad, se propone:

En primer lugar, es necesario facilitar el acceso al capital por parte de estas empresas. Las entidades financieras no se arriesgan a financiar sus proyectos y las ayudas por parte de la Administración Pública, en el actual contexto, tampoco pueden ser cuantiosas. Es preciso por tanto atraer a las entidades de capital-riesgo para que aporten recursos al desarrollo de empresas españolas.

Un entorno regulatorio inadecuado tiene un impacto más negativo en las decisiones de los inversores que el hecho de que un país esté en crisis o se trate de un entorno muy competitivo. Clarificar la responsabilidad de los agentes que operan en Internet, así como animar a las empresas a abundar en normas de autorregulación, reconociendo su eficacia y valía por parte de las Administraciones Públicas, o valorar el impacto en regulación en materia de Privacidad y Propiedad Intelectual, contribuirían a facilitar una mayor inversión para nuestras empresas.

  1. Reducir y simplificar los trámites necesarios, tanto en número como en tiempo, para poner en marcha una empresa en España a la vez que se suscitan incentivos fiscales tanto para quienes ponen en marcha una start up como para quienes invierten en ella.
  2. Apostar por mecanismos alternativos de financiación como el crowdfunding, simplificando el marco regulatorio, dotándolo de mayor coherencia y claridad, ayudaría a la proliferación de iniciativas innovadoras en nuestro país. Más de 500.000 personas han usado sitios de crowdfunding para reunir más de 232 millones de euros con el fin de hacer realidad sus proyectos. En Finlandia, por ejemplo, ya existen plataformas de crowdfunding para proyectos dirigidos a la comunidad. En este sentido, el caso de Kickstarter es muy significativo. Este año ha conseguido distribuir más dinero en Reino Unido que el Fondo Nacional de las Artes, habiendo financiado 22.000 proyectos.
  3. Fomentar el espíritu innovador en todos los niveles formativos, así como promover instrumentos que limiten en algunos casos la responsabilidad de los gestores de la empresa cuando el proyecto resulta fallido. Mejorar la colaboración empresa-universidad para que la transferencia de conocimiento entre mercado-investigación y viceversa sea posible. Ello haría que nuestro país ganase en competitividad y eficiencia.
  4. Adecuar la realidad mercantil al tipo de empresas que operan basadas fundamentalmente en nuevas tecnologías, creando un tipo societario más ajustado a sus características y necesidades, ahorraría a las empresas costes y tiempo.
  5. Desarrollar mejoras fiscales en relación con las Stock Options. La tributación de éstas como ingresos y no como rentas de capital dificulta la atracción de nuevos talentos, ya que muchas start-ups no pueden afrontar el pago de altos sueldos, pero suelen compensarlo con paquetes de Stock Options.
  6. Legislar sobre incentivos fiscales a la I+D+i de manera que las empresas que innoven y los nuevos emprendedores tengan un marco regulatorio favorable y, sobre todo, con seguridad jurídica, en cuanto a la fiscalidad en las innovaciones que emprenden.

En una próxima entrada repasaremos otras medidas que tendríamos que tomar con urgencia para el desarrollo eficaz de la Economía de Internet en España, en el ámbito de los Contenidos Digitales y la Cultura española, en las Administraciones Públicas, la Educación, etc.

Anuncios

4 pensamientos en “Internet como motor del crecimiento económico y del empleo (II)

  1. Pingback: Internet como motor del crecimiento económico y del empleo (III) | Sociedad de la Información

  2. Pingback: Sociedad de la Información

  3. Pingback: Internet como motor del crecimiento económico y del empleo (y IV) | Sociedad de la Información

  4. Pingback: Sociedad de la Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s