El papel fundamental de las TIC en el desarrollo de un mundo sostenible

Las TIC juegan un papel esencial para alcanzar un mundo sostenible. No sólo se las sitúa como uno de los principales motores de la innovación y de la competitividad de la economía, como tecnologías  clave para configurar nuestro futuro empresarial, sino también como la base tecnológica en la que sustentar la gestión eficiente de los recursos disponibles, la lucha contra el cambio climático y en la que promover un cambio generalizado de los hábitos de la sociedad.

La tendencia o concepto Green TIC se puede definir como el conjunto de soluciones de Tecnologías de la Información y de la Comunicación optimizadas desde el punto de vista del consumo energético y responsables con el medio ambiente, que tras ser aplicadas en distintos ámbitos sociales y la mayor parte de los sectores productivos (incluido el sector TIC), permiten reducir notablemente los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero y en definitiva el impacto contaminante de la actividad humana en el medio ambiente.

A pesar de que la propia actividad del sector TIC es contaminante y contribuye de forma negativa al calentamiento global, la utilización de los productos, aplicaciones y servicios TIC puede contribuir muy positivamente a la reducción del impacto medioambiental que causan el resto de las industrias y sectores productivos.

El sector TIC es el responsable del 2% de la huella de carbono a nivel mundial, a pesar de que el sector no es de los más agresivos con el medioambiente, debemos ser pioneros en el desarrollo y adopción de soluciones tecnológicas eficientes, y en la aplicación de cambios estructurales operativos (derivados en parte de la utilización de dichas tecnologías) que le permitirán controlar nuestra huella de carbono, ya que nos queda recorrido para afrontar la reducción de los impactos nocivos que provoca.

De esta forma, el sector TIC se debe mostrar ante el resto de sectores como un referente en innovación y en el aprovechamiento de los beneficios derivados de la utilización de las Green TIC, y para eso, es necesario que apueste firme y continuadamente por la investigación y el desarrollo de soluciones que mejoren la eficiencia energética de los componentes, sistemas y aplicaciones TIC, dando lugar a innovaciones tecnológicas tales como la virtualización, el cloud computing, etc. que también podrán ser aplicadas en otros sectores para optimizar la configuración de sus sistemas de información.

El resto de sectores productivos, excluyendo el sector TIC, son los responsables del 98% de las emisiones globales de CO2e, así que este es el grueso donde se tiene que centrar  la capacidad catalizadora de las TIC, para que actúen como motor de la eficiencia energética y ponga de manifiesto todo su potencial para reducir el volumen de emisiones de gases invernadero.

De hecho se estima que en 2020 la aplicación transversal y sistematizada de las Green TIC en los diversos sectores económicos, puede suponer una reducción de 7,8 GtCO2e respecto de las 51 GtCO2ede emisiones totales previstas; es decir, una reducción equivalente a cinco veces la propia huella del sector. Además se estima que la eficiencia energética proporcionada por las TIC puede llegar a suponer un ahorro de costes de unos 600.000 millones de euros en dicha fecha, según estimaciones del informe Smart 2020.

Para que las estimaciones se conviertan en hechos reales e incluso las superen, el sector TIC debe liderar la búsqueda y creación de soluciones TIC eficientes aplicables en el resto de sectores socioeconómicos, tales como las smart grids de aplicación en el sector energético, los sistemas de motor inteligentes incorporados en el sector industrial y un largo etcétera de aplicaciones específicas para el resto de los sectores productivos cuya utilización masiva y generalizada puede suponer una verdadera revolución medioambiental en la actividad productiva de cualquier sector.

La contribución de las TIC a la sostenibilidad medioambiental no se agota en la lucha contra el cambio climático. Existen otros ámbitos de actuación muy relevantes en relación al medioambiente en los que las TIC también están cobrando gran importancia como la gestión eficiente de los recursos.

Uno de ellos, de especial importancia en nuestro país, es la gestión de los recursos hídricos. La gestión del agua abarca tanto la protección, regulación y control de las cuencas fluviales, la captación, distribución, conservación y control de calidad de las aguas superficiales y subterráneas, la gestión de recursos hídricos en la agricultura y otros aspectos indirectamente relacionados con el agua como el seguimiento meteorológico. En todos ellos las TIC juegan un papel esencial.

Las TIC también cuentan con un importante peso específico en la gestión eficiente de los residuos. Los sistemas de gestión integral de residuos, como hemos podido ver en este Congreso con las entidades que gestionan los residuos electrónicos, utilizan intensivamente tecnologías de la información para, por ejemplo, comunicar los envíos de residuos entre países, plataformas B2B para la relación entre gestores, transportistas y productores de residuos, o ERPs adaptados a la gestión de los residuos (identificación de los residuos, generación de órdenes de traslado, informaciones estadísticas, etc.).

Y en otros campos como son: la prevención de incendios, la lucha contra la desertificación o la conservación de la diversidad, por poner sólo algunos ejemplos.

Y por último hay que hace énfasis en la contribución de las TIC, en las modificaciones introducidas por sus tecnologías en los diferentes sectores de actividad económica, que impactan en la sociedad, interrelacionándose con ella y produciendo cambios en los hábitos de consumo. Me refiero, al factor integrador, el impacto sistémico que la incorporación de sistemas y servicios TIC por parte de empresas y ciudadanos está produciendo en la sociedad.

El auge de infraestructuras, como los dispositivos móviles y portátiles y la banda ancha fija y móvil, y los servicios, como el comercio electrónico, la administración electrónica, el teletrabajo, el elearning¸ el ocio digital o la e-salud, están configurando nuevos hábitos de relaciones sociales y de consumo más eficientes desde el punto de vista de la sostenibilidad.

La sustitución a través de la influencia de las TIC de productos y actividades con elevado contenido en carbono por otras con menor producción de gases contaminantes, sustituir “átomos por bits”, contribuyen decisivamente a la protección del medio ambiente y a la reducción

El ejemplo más sencillo es el de la supresión del papel, pero hay otros muchos como el del teletrabajo, al que además se atribuye una sustancial mejora de la productividad; la telepresencia o videoconferencia, que evitan la necesidad de desplazamientos con la consiguiente reducción de emisiones asociadas al transporte. Otro ejemplo es el del comercio electrónico, que reduce las necesidades energéticas asociadas al comercio tradicional y a su logística. También la Administración Electrónica representa un claro ejemplo de desmaterialización que contribuye a la reducción de la huella de carbono. En este sentido, la desmaterialización se configura como parte del impacto sistémico de las TIC, dado que contribuyen a la definición de nuevas formas de relaciones sociales y laborales y de nuevos hábitos de consumo. También la virtualización y los modelos cloud computing contribuyen de forma notable en la configuración de nuevos hábitos sociales y económicos menos contaminantes.

Pero para que las expectativas y previsiones sobre los resultados de aplicar las Green TIC tanto en el sector TIC como en el resto de sectores productivos sean una realidad, es necesario que el concepto Green TIC

ü  Este integrado en las estrategias globales de las Administraciones Públicas y las Industrias, y se constituya como una de las piezas claves para el cumplimiento de las politicas y estrategias medioambientales

ü  Se popularice y sea adoptado en los habitos sociales y en los modelos de consumo

ü  Se valore como un instrumento esencial para facilitar el cumplimiento regulatorio existente en cuestiones medioambientales, en especial en materias de eficiencia energetica y reducción de impactos medioambientales

ü  Se aplique a la gestión eficiente de los recursos, estableciendo actuaciones que generen la máxima eficiencia y la mejor utilización de los recursos.

ü  Se considere como un pilar fundamental de la competitividad de la economia, teniendo en cuenta la correlación entre la utilización de las TIC y la preparación tecnologica de la sociedad con el desarrollo de la competitividad.

Hay que seguir trabajando en la extensión de estos conceptos, para que se popularicen y normalizen. La extensión de las TIC debe ser el objetivo prioritario de cualquier actuación económica y social por parte de nuestros gobernantes. La aplicación de las posibilidades transformadoras de las GreenTIC es el camino más directo hacia un mundo sostenible, tan necesario no sólo en el ámbito medioambiental, sino en un desarrollo económico y social justo para nuestra sociedad.

Anuncios

Un pensamiento en “El papel fundamental de las TIC en el desarrollo de un mundo sostenible

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s