La Comisión Europea elabora un plan para que los derechos de propiedad intelectual impulsen la creatividad y la innovación

La Comisión Europea ha adoptado una estrategia global para renovar el marco jurídico de los derechos de propiedad intelectual, DPI, en Europa. En el análisis previo se constata que en los últimos años, el cambio tecnológico y, en especial, la importancia creciente de las actividades en línea, están  produciendo profundos cambios en este derecho. Por otro lado, las vigentes normas nacionales y europeas ya no se ajustan a la situación y se deben modificar.

El objetivo anunciado por la Comisión es permitir a los inventores, creadores, usuarios y consumidores adaptarse a las nuevas circunstancias y fomentar nuevas oportunidades de negocio. Las nuevas normas deberán lograr un equilibrio correcto entre el fomento de la creación y la innovación, garantizando a los creadores remuneraciones e inversiones, por una parte, y, fomentando el acceso más amplio posible de los usuarios a los bienes y servicios protegidos por los derechos de propiedad intelectual.

Alcanzar este equilibrio será verdaderamente decisivo para las empresas, desde el artista que trabaje por su cuenta hasta las grandes empresas farmacéuticas, al estimular las inversiones en innovación, lo que redundará en beneficio del crecimiento y la competitividad de la Unión Europea que facilita el mercado único. Por otro lado, los consumidores tendrán la ventaja de tener un acceso más amplio y fácil a la información y los contenidos culturales, por ejemplo, a la música en línea.

La estrategia aborda muchos temas para asegurar que los DPI queden cubiertos de forma global, desde la patente que una empresa necesita para proteger un invento hasta la persecución del abuso de esos inventos, mediante una propuesta, también adoptada hoy, que reforzará las medidas en materia de falsificaciones y piratería. Entre los primeros resultados de esta estrategia global sobre los DPI están las propuestas presentadas de un sistema de licencias más sencillo para las llamadas «obras huérfanas», lo que facilitará que muchas obras culturales estén disponibles en línea, y un nuevo Reglamento encaminado a reforzar las medidas aduaneras para combatir el comercio de mercancías que infringen los DPI.

La estrategia de la Comisión sobre los DPI contempla una serie de actuaciones fundamentales a corto y largo plazo en distintos ámbitos, como los siguientes:

Patentes: Dentro de su estrategia en materia de DPI, la Comisión Europea ya propuso en abril una protección unitaria de las patentes en régimen de cooperación reforzada, incluyendo el mayor número de países posible. Mientras tanto, se seguirá trabajando en propuestas relacionadas con la creación de un tribunal de patentes unificado y especializado para las patentes europeas clásicas y futuras con efectos unitarios. Esto reducirá considerablemente las costas y el tiempo necesarios para resolver litigios en materia de patentes. También mejorará la seguridad jurídica en beneficio de las empresas.

Marcas comerciales: Mientras que el registro de marcas comerciales lleva armonizado en los Estados miembros de la Unión Europea casi veinte años y que la marca comunitaria se creó hace quince años, existe una demanda creciente de unos sistemas de registro más dinámicos, eficaces y coherentes. Por ello, la Comisión presentará propuestas en 2011 con vistas a modernizar el sistema de marcas tanto en la Unión Europea como internacionalmente y adaptarlo a la era de Internet.

Indicaciones geográficas: Las Indicaciones geográficas garantizan un vínculo entre la calidad de un producto y su origen geográfico. Sin embargo, no existe un sistema de este tipo a escala de la Unión Europea para la protección de productos no agrícolas como, por ejemplo, el mármol de Carrara o las navajas de Albacete, lo que se traduce en condiciones de competencia no equitativas en el mercado único. Por lo tanto, la Comisión efectuará en 2011 y 2012 un análisis detallado de la normativa vigente en los Estados miembros y del posible impacto económico de la protección de las Indicaciones geográficas no agrícolas. Dependiendo de los resultados de la evaluación de impacto, a este análisis podrían suceder propuestas legislativas.

Licencia de derechos de autor multiterritorial: Aunque el ámbito de aplicación de los derechos de autor se ha armonizado en amplia medida en cuanto al fondo, la licencia de derechos se realiza todavía a escala nacional. Teniendo cuenta el mercado único digital, dinamizar la licencia de derechos de autor y el reparto de ingresos es uno de los retos más importantes a los que hay que hacer frente. En el segundo semestre de 2011, la Comisión presentará una propuesta para crear una normativa sobre la gestión colectiva multiterritorial de los derechos de autor, especialmente en el sector musical. También establecerá normas comunes sobre la gobernanza transparente y el reparto de ingresos. Ese mismo semestre, la Comisión abrirá una consulta sobre los distintos asuntos relacionados con la difusión en línea de obras audiovisuales.

Bibliotecas digitales: La creación de bibliotecas digitales europeas que conserven y difundan el rico patrimonio cultural e intelectual de Europa es crucial para el desarrollo de la economía del conocimiento. Para facilitarlo, la Comisión también va a presentar hoy una propuesta legislativa que permitirá la digitalización y disponibilidad en línea de las llamadas «obras huérfanas» (obras tales como libros y artículos de prensa que todavía están protegidos por los derechos de autor, pero cuyos derechohabientes son desconocidos o imposibles de localizar a efectos de la obtención de los permisos relacionados con los derechos de autor). Al mismo tiempo, la Comisión espera la celebración de un memorando de entendimiento entre las bibliotecas, los editores, los autores y las entidades de gestión colectiva para facilitar soluciones en términos de licencias para digitalizar y hacer disponibles libros fuera de comercio.

Violaciones de los DPI: Las falsificaciones y la piratería constituyen un peligro creciente para la economía. Entre 2005 y 2009, el número de casos registrados en las fronteras de la UE de bienes que supuestamente infringían los DPI aumentaron de 26 704 a 43 572. Mientras tanto, la industria de creación calcula que la piratería costó a la industria musical, cinematográfica, televisiva y de programas informáticos de Europa 10 000 millones de euros y más de 185 000 puestos de trabajo solo en 2008. La Comisión va a intensificar sus esfuerzos al respecto. En primer lugar, ha presentado hoy un reglamento que reforzará el Observatorio Europeo de la Falsificación y la Piratería, puesto en marcha en 2009, confiando sus tareas a la Oficina de Armonización del Mercado Interior (OAMI), lo que permitirá al Observatorio sacar ventaja de los conocimientos técnicos de la OAMI en materia de propiedad intelectual, así como de su sólido historial de resultados en materia de marcas y diseños. El Reglamento se va a someter ahora a la consideración del Parlamento Europeo y el Consejo. En segundo lugar, en la primavera de 2012, la Comisión propondrá la revisión de la Directiva relativa al respeto de los DPI, la cual contempla medidas de Derecho civil por las que los titulares de los derechos podrán hacer valer sus derechos de propiedad intelectual, pero estos tendrán que adaptarse, sobre todo teniendo en cuenta los retos específicos del medio digital.

DPI en las aduanas: Las aduanas supervisan todo el comercio a través de las fronteras exteriores de la UE. Efectúan controles con muchos fines y desempeñan un papel crucial en el combate contra el comercio de mercancías que infringen los DPI. Solo en 2009, las aduanas interceptaron más de 40 000 envíos sospechosos que afectaban a 118 millones de artículos. Aunque la mayoría de las mercancías interceptadas son falsificaciones o artículos pirateados, la situación única de las aduanas en las fronteras les permite aplicar una amplia gama de derechos de propiedad intelectual. Dentro de la estrategia global sobre los DPI presentada hoy, la Comisión también propone un nuevo Reglamento aduanero al efecto de seguir reforzando el marco jurídico de las actuaciones aduaneras. La propuesta también persigue hacer frente al comercio en forma de pequeños envíos por correo de mercancías falsificadas, la inmensa mayoría de las cuales se venden por Internet.

Sin duda estamos ante una propuesta ambiciosa que debe abrir el camino a la solución de los problemas que están surgiendo en el mundo digital relacionados con la vieja normativa relativa a los derechos de propiedad intelectual.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s