La Directiva Europea sobre conservación de datos de telecomunicaciones a examen

La Comisión Europea ha adoptado un Informe en el que se evalúa la Directiva que impuso la conservación de datos como respuesta a los problemas urgentes en materia de seguridad tras los atentados terroristas de Madrid en 2004 y Londres en 2005. En particular se examina la forma en que los Estados miembros han incorporado la Directiva a sus legislaciones y la utilización de los datos conservados y sus repercusiones sobre los operadores y los consumidores.

El Informe llega a la conclusión de que la conservación de datos de telecomunicaciones es importante para proteger a la población frente a los daños provocados por delitos graves como fueron los atentados anteriormente citados, ya que dichos datos facilitan pruebas vitales para resolver los delitos y garantizar que se haga justicia. No obstante, en el informe se recogen las desigualdades a la hora de incorporar la Directiva 2006/24/CE a las legislaciones nacionales. Por ejemplo, los periodos de conservación de los datos varían entre seis meses y dos años, y los fines para los que puede accederse a los datos, y utilizarlos, así como los procedimientos legales para acceder a ellos, varía considerablemente.

La Directiva tampoco garantiza que los datos sean almacenados, recuperados y utilizados respetando plenamente el derecho a la intimidad y a la protección de los datos personales, por lo que en algunos Estados miembros los tribunales han anulado la legislación que incorporaba la Directiva. Por este motivo, la Comisión revisará esta norma y propondrá un marco jurídico mejorado después de consultar y trabajar con la policía, el poder judicial, la industria, las autoridades en materia de protección de datos y la sociedad civil.

Estas son sus principales conclusiones:

  • La mayoría de los Estados miembros considera que las normas de la Unión Europea sobre conservación de datos siguen siendo necesarias para la aplicación de las leyes, la protección de las víctimas y los sistemas de justicia penal. Como herramientas para la investigación criminal, la utilización de datos sobre números de teléfono, direcciones IP o identificadores de teléfonos móviles ha permitido la condena de delincuentes y la absolución de personas inocentes.
  • Los Estados miembros no aplican de la misma manera las normas sobre conservación de datos. Por ejemplo, los periodos de conservación varían entre seis meses y dos años, y los fines para los que puede accederse a los datos, y utilizarlos, así como los procedimientos legales para acceder a ellos, difieren considerablemente.
  • Puesto que la Directiva únicamente pretende armonizar parcialmente las normas nacionales, no es de extrañar que no exista un planteamiento común en este ámbito. Ahora bien, el bajo nivel general de armonización puede causar dificultades a los prestadores de servicios de telecomunicaciones, especialmente a los operadores de menor tamaño. Las compensaciones que reciben los operadores por los costes que conlleva conservar los datos y facilitar el acceso a los mismos varían en la UE. La Comisión estudiará formas de reembolsar estos costes de manera más coherente.
  • La conservación de datos supone una limitación importante del derecho a la intimidad. Aunque no hay ejemplos concretos de violaciones graves de la intimidad, mientras no se establezcan más medidas de protección seguirá existiendo el riesgo de que se produzcan violaciones de la seguridad de los datos. En consecuencia, la Comisión se plantea adoptar una reglamentación más estricta del almacenamiento de los datos, el acceso a los mismos y su utilización.

Las autoridades policiales y aduaneras de la mayoría de los Estados miembros han confirmado que los datos conservados son fundamentales para la eficacia de las investigaciones criminales pero las autoridades de protección de datos han criticado por su parte la Directiva porque no limita lo suficiente la conservación de datos ni ofrece garantías suficientes sobre la forma en que se almacenan los mismos, se accede a ellos y se utilizan. De ahí la importancia de consultar a los interesados antes de realizar la modificación de esta norma. Los resultados de esta consulta se incorporarán a una evaluación de impacto como base para la futura propuesta.

Ver entrada anterior con nuestra opinión sobre la Directiva y la legislación española de desarrollo de esta en:

Seminario sobre la Ley de Conservación de datos de tráfico.

Consideraciones sobre la Ley de conservación de datos de ASIMELEC

Se publica en el BOE la Ley de Conservación de Datos relativos a las comunicaciones electrónicas y a las redes públicas de comunicaciones.

El Consejo de Ministros aprueba el proyecto de ley la conservación de datos en comunicaciones electrónicas.

Anteproyecto de Ley de Conservación de Datos (LCD).

El Informe completo puede obtenerse en el siguiente enlace.

Anuncios

Un pensamiento en “La Directiva Europea sobre conservación de datos de telecomunicaciones a examen

  1. Pingback: Interceptación de comunicaciones electrónicas: Introducción (I) | TelcomInter Lex

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s