La innovación ya no es una opción, sino una necesidad fundamental para todas las empresas.

Ante un entorno económico y empresarial cambiante, sumidos en la actual crisis económica mundial, inmersos en un proceso de globalización imparable, un desarrollo tecnológico permanente y la digitalización acelerada de la economía, con el nacimiento de nuevos modelos de negocio a través de la red que trastornan los cauces habituales de distribución y la relación con los consumidores, la llegada de los valores de la Sociedad Conocimiento…. Las empresas se tienen que enfrentar a todos estos retos con el desarrollo de nuevas formas de actuar y el lanzamiento de nuevas estratégicas, si quieren seguir existiendo. Deben ser cada vez más competitivas y entrar de lleno en los cambios necesarios que les permitan desarrollar e impulsar la innovación y la internacionalización de sus organizaciones. La innovación ya no es una opción, sino una necesidad fundamental para todas las empresas.

Sólo se puede garantizar la sostenibilidad de nuestra economía y por tanto la de las empresas, apostando por el I+D+i, para ello necesitamos de un esfuerzo colectivo, donde todos los agentes implicados, apuesten por la innovación. En estos momentos de dificultades presupuestarias, hay que garantizar las inversiones necesarias tanto públicas como privadas, que permitan incrementos de la productividad y de la competitividad de nuestra economía.

Se innova si convertimos las ideas, los inventos y el conocimiento, en productos, procesos o servicios nuevos o mejorados. Pero sólo será verdadera innovación si tienen éxito en el mercado, son aceptados y utilizados por los usuarios. Por tanto el reto es innovar para crear valor haciendo las cosas de forma diferente, incluso, haciendo cosas radicalmente nuevas.

La cultura de la Innovación no sólo es un trabajo de las administraciones, ni tan siquiera de las empresas, es de toda la Sociedad. Y, si la sociedad es la clave para la adaptación a los cambios, esta debe ser formada en la innovación. Un país que no educa a sus ciudadanos en la innovación difícilmente podrá ser un país competitivo. Por eso el primer reto es trasladar la cultura de la innovación a través de la educación, desde la enseñanza primaria hasta la Universidad. Poner en valor el conocimiento y la creatividad.

Tan importante como fomentar esta cultura innovadora es crear un entorno que favorezca la innovación, y los gobiernos son precisamente los que deben implementar las políticas necesarias para establecer el adecuado marco regulatorio. En este sentido, el éxito económico y el futuro de un país, depende cada vez más, de la decisión y porque no, de la innovación de sus gobernantes

El papel de las empresas para el desarrollo de la innovación es fundamental ya que son ellas las que tienen que definir proyectos atractivos y avanzados que atraigan la inversión privada, creen riqueza y competitividad, y les permita ampliar sus mercados. El tercer factor, con las administraciones y las empresas, son los consumidores, que tienen un papel decisivo en la configuración de la demanda.

Dos son los sectores donde hay que incidir más para que desarrollen la innovación, primero en las Pymes. En España, las pymes dan ocupación al 82% del total de los trabajadores, y generan en España el 60% del Producto Interior Bruto. La penetración de la innovación en estas empresas es muy baja. Por tanto, las Pymes pueden y deben representar una de los elementos esenciales del desarrollo de la capacidad innovadora de nuestra Economía.

El segundo sector, el de Servicios, ya que este contribuye a la integración de mercados y a la competitividad, los servicios tienen un papel decisivo. En unos casos acercan realidades distantes geográficamente (comunicaciones, transporte, turismo). En otros acercan realidades distantes económica y socio-culturalmente (los servicios legales, la consultoría estratégica, los servicios lingüísticos, las ferias y exposiciones, etc.). Por tanto para una economía como la española, donde los servicios aportan la mayoría del empleo y del valor añadido, la implantación de los procesos de innovación en este sector terciario de la economía es imprescindible para el cambio de modelo productivo.

En los últimos años se ha producido un cambio en el paradigma económico mundial, desde una economía basada en el capital y el trabajo, como principales factores productivos, heredada de la revolución industrial del IXX, hasta una economía basada en el conocimiento, influida, sobre todo, por la llegada de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, las TIC, e Internet. La llamada revolución digital.

Las TIC y los servicios que generan aparecen como el factor clave del desarrollo económico, porque son impulsores de la innovación. Tienen un profundo poder de transformación, porque modifican e inciden en todos los procesos que configuran las actividades de las personas, de las empresas y de la sociedad en general.

El valor del sector de las TIC, no sólo viene del desarrollo de sus mismas tecnologías y de sus empresas, sino también y sobre todo por el impacto transversal que su implantación tiene en la sostenibilidad económica, social y ambiental de nuestra sociedad. El crecimiento de la economía en general está totalmente vinculado con el desarrollo del sector de las TIC.

Sus productos y servicios, son esenciales para el desarrollo de la llamada Sociedad Digital, que está transformando profundamente nuestra forma de vivir y nuestro entorno. Contribuyen a la creación de riqueza y al bienestar de los ciudadanos. Sus infraestructuras y tecnologías son esenciales para la creación, intercambio y difusión del conocimiento.

La aportación e inversión en TIC es clave para la innovación, el aumento de la productividad de la economía y las empresas, la eficiencia de las administraciones públicas o el incremento de la calidad de vida de los ciudadanos, y contribuyen en gran medida al aumento de la competitividad.

Son responsables del crecimiento de más del 50% de la productividad de toda la economía e impulsan la innovación de todos los sectores de actividad. Son el mejor instrumento para mejorar las economías de los países ante la globalización, estimulando la innovación, la creatividad y la eficiencia.

La adopción de las TIC en las organizaciones y su imbricación en los procesos empresariales están favoreciendo la creación de nuevos modelos de negocio. Permiten un cambio radical en la manera de establecer nuevas relaciones entre las empresas, sus clientes, sus proveedores y sus socios comerciales, y han revolucionado la forma tradicional de “hacer negocios”. Las TIC, en especial Internet, han permitido borrar los límites del tiempo y el espacio en la actividad empresarial.

Para su supervivencia, las empresas deben ser necesariamente innovadoras y priorizar en sus estrategias la búsqueda de la excelencia y la innovación en sus productos, procesos y servicios. Es el único camino que les permitirá ganar nuevas ventajas competitivas y la diferenciación necesaria para sobrevivir ante una competencia cada vez más creciente y una demanda cada vez más exigente.

Sin lugar a dudas, el futuro es de las sociedades que sean capaces de innovar y tengan la capacidad de crear y aplicar la tecnología y el conocimiento en beneficio de todos sus ciudadanos.

(Resumen de mi intervención en la Jornada sobre Innovación y Empresa organizadas por la CEOE).

Anuncios

Un pensamiento en “La innovación ya no es una opción, sino una necesidad fundamental para todas las empresas.

  1. Pingback: Tweets that mention La innovación ya no es una opción, sino una necesidad fundamental para todas las empresas. « Sociedad de la Información -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s