Madrid es la ciudad del mundo en la que menos se teletrabaja

Según el primer estudio global sobre transporte en las ciudades elaborado por IBM, Madrid es la ciudad en la que menos se teletrabaja del mundo. Sólo el 27% de los conductores madrileños confiesan que trabajan, al menos, un día a la semana desde su domicilio, siendo este porcentaje el más bajo de todas las ciudades del mundo analizadas, e incluso inferior a la tasa media mundial, de un 56%. Este hecho impacta directamente en el nivel de tráfico que asumen las autopistas y carreteras de la capital madrileña. De hecho, no es de extrañar que el 30% de los encuestados califiquen de muy valiosa la opción de trabajar desde su hogar, con el fin de reducir el tiempo invertido en desplazamientos y el estrés generado por los atascos.

El 33% de los conductores madrileños confiesa que el tráfico ha aumentado su estrés y un 21% reconoce que afecta a su rendimiento laboral o escolar. Un 37% de los conductores define las actitudes agresivas a cargo de algunos conductores como una preocupación seria a tener en cuenta. De hecho, llama la atención el hecho de que este porcentaje sea el más elevado de los registrados en todas las ciudades de la Unión Europea.  

En lo que respecta al impacto del tráfico en la calidad de vida, un 53% de los encuestados reconoce que, en caso de asumir menos atascos, podría disfrutar de más tiempo con su familia y amigos, un 39% practicar más actividades de ocio, un 36% dormir más y un 5% ser más productivo en su trabajo.

En cuanto a las reacciones registradas por los conductores ante el elevado nivel de congestión en los accesos a la capital española, uno de cada cuatro confiesa que, en los últimos tres años, al menos en una ocasión, decidió volverse a su domicilio. Asimismo, el 46% declara que ha optado por posponer un viaje que tenía previsto a raíz del tráfico, siendo en un 31% por ocio, y en un 19% por asuntos laborales.

El transporte diario a los centros de trabajo de las principales ciudades del mundo es más largo y agotador de lo que debiera, lo que refleja el fracaso de las infraestructuras de transporte para mantener el ritmo de actividad económica y profesional.

De los 8.192 conductores encuestados procedentes de 20 ciudades en cinco continentes, la mayoría reconoce que el tráfico ha empeorado en los últimos tres años.

En general, el estudio presenta un panorama sombrío en el transporte diario de los viajeros que se desplazan en las principales urbes del mundo, ya que se enfrentan a diario con muchas dificultades para trasladarse a sus centros de trabajo. Esto repercute negativamente, no sólo en el tiempo de desplazamiento, que registra progresivos incrementos, sino que también tiene consecuencias negativas sobre su salud, según reconoce el 57% de los encuestados, si bien dicho porcentaje se eleva al 96% y 95% en ciudades tan superpobladas, como Nueva Delhi y Beijing, respectivamente. En este apartado, casi la mitad de los conductores madrileños, un 49% en concreto, coincide en subrayar este efecto negativo del tráfico.

Asimismo, el 29% ciento reconoce que los habituales atascos de tráfico han terminado afectando negativamente a su rendimiento laboral o escolar. De hecho, un 21% de los conductores madrileños declara que el elevado nivel de tráfico y los largos tiempos de espera en los atascos acaban afectándoles negativamente. Dicho porcentaje se eleva hasta el 84% en el caso de Beijing, el 62% en el caso de Nueva Delhi y el 56% en el de Ciudad de México. Por su parte, Moscú, la capital de la Unión Soviética, destacó por la duración de los atascos de tráfico que se registran en sus calles. De hecho, los conductores moscovitas han confesado que sufren atascos de una duración de dos horas y media.

Como contrapartida, los resultados del estudio también revelan aspectos positivos. Por ejemplo, los ciudadanos de Estocolmo, en Suecia, se definen, si no satisfechos, al menos sí cómodos con el nivel de tráfico que registra su ciudad. Tan sólo un 14% reconoce que el tráfico por carretera ha afectado negativamente a su rendimiento laboral o escolar.

Asimismo, el estudio revela que las elevadas tasas de congestión registradas en muchas de las principales ciudades de los países desarrollados es un fenómeno relativamente reciente, fruto del rápido crecimiento económico de dichas urbes durante las dos últimas décadas. Por el contrario, el tráfico en grandes urbes como Nueva York, Los Ángeles o Londres ha ido aumentando progresivamente, lo que ha permitido a las administraciones dimensionar el desarrollo de las infraestructuras de transporte para responder al aumento de la población y al creciente volumen de desplazamientos desde las zonas periféricas al centro de las ciudades.

Anuncios

Un pensamiento en “Madrid es la ciudad del mundo en la que menos se teletrabaja

  1. Pingback: Tweets that mention Madrid es la ciudad del mundo en la que menos se teletrabaja « Sociedad de la Información -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s