La biblioteca digital Europeana duplica su tamaño.

Los usuarios de Internet pueden acceder a más de 4,6 millones de libros, mapas, fotografías, imágenes de cine y periódicos en Europeana, la biblioteca digital multilingüe de Europa.

Los fondos de esta biblioteca digital promovida por la Comisión Europea han aumentado más del doble desde su puesta en marcha en noviembre de 2008. El objetivo es que el número de objetos digitalizados alcance la cifra de 10 millones en 2010. La Comisión también ha abierto un debate público sobre los desafíos futuros de la digitalización de libros en Europa: el potencial de asociación público-privada y la necesidad de reformar el marco jurídico demasiado disperso de los derechos de autor en Europa.

Entre los nuevos objetos añadidos se cuentan una colección de 70 incunables de la Biblioteca de Cataluña, una edición de 1572 del poema nacional de Portugal Os Lusíadas, de Luís de Camões, e imágenes de la Friedrichstraße in Berlin desde 1913, de la Association des Cinémathèques Européennes.

Actualmente, Europeana incluye principalmente libros digitalizados de dominio público, que ya no están protegidos por la legislación sobre los derechos reservados, cuya validez se prolonga 70 años desde la muerte del autor.

El mayor inconveniente es que por el momento, Europeana no incluye, por razones legales, ni los libros agotados (casi el 90 % de los libros de las bibliotecas nacionales europeas) ni las obras huérfanas, aún sujetas a derechos de autor, pero cuyo autor resulta imposible de identificar.

La iniciativa de Europeana demuestra que la autorización de material protegido en Europa sigue produciéndose dentro de un marco jurídico muy fragmentado. A principios de este año, un agrupador de contenidos francés tuvo que retirar fotografías, porque solo tenía el derecho a difundir el material en el territorio francés.

Para tratar todos estos problemas, la Comisión Europea ha puesto en marcha una consulta pública sobre el futuro de Europeana y la digitalización de libros que durará hasta el 15 de noviembre de 2009. Entre las preguntas de la Comisión se cuentan las siguientes:

¿Cómo asegurar que el material digitalizado pueda ponerse a disposición de los consumidores de toda la Unión Europea?

¿Debería cooperarse mejor con los editores en lo que atañe a los materiales protegidos?

¿Sería una buena idea crear registros europeos de obras huérfanas y agotadas?

¿Cómo debería financiarse Europeana a largo plazo?

La Comisión Europea creó Europeana en noviembre de 2008. En el período comprendido entre 2009 y 2011, el programa comunitario e Content plus sufragará alrededor del 80% de su presupuesto, que asciende a 2,5 millones de euros al año. Los Estados miembros y las instituciones culturales pondrán el resto. Hasta 2013, la Comisión Europea podrá seguir financiando Europeana con 9 millones de euros a través de su Programa para la Competitividad y la Innovación. La oficina de Europeana tiene su sede en la Biblioteca Nacional de los Países Bajos, en La Haya, y la administra la Fundación Europea de Bibliotecas Digitales.

El texto de la Consulta Pública se puede obtener en el siguiente enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s