La Educación clave para el cambio de modelo económico.

El cambio de modelo económico y la apuesta por una sociedad tecnológica y digital, necesita de reformas en todos los ámbitos de la sociedad. Pero sin duda, uno de los aspectos clave es la Educación.

Existen aspectos de la reforma educativa que deben ser abordados, si no se quiere que cualquier inversión en tecnología y en economía del conocimiento resulte insuficiente o irrelevante, ante la incapacidad del sistema educativo español de utilizar de manera eficiente los recursos que ofrecen las nuevas tecnologías. No es objeto de este texto, entrar analizar la gravedad de la crisis educativa española, pero es un reto fundamental que no se debe obviar por más tiempo. Si bien sería fácil decir que simplemente incorporando más tecnología en las aulas la educación mejoraría, no creemos que eso se corresponda con la complejidad de la realidad.

Lo que resulta cierto es que la inversión en tecnologías es un elemento fundamental para el cambio del sistema educativo, ya que se deben facilitar a los alumnos las herramientas que ofrece la economía del conocimiento para saber enfrentarse a una sociedad donde estas van a estar al alcance de todos, incluyendo los países emergentes.

Esta inversión tecnológica tiene que  acompañarse de un esfuerzo en la formación del profesorado, en relación a su grado de conocimiento de nuevas tecnologías aplicadas a la educación. Y tan importante como esa formación es que la comunidad educativa disponga de contenidos y servicios digitales de calidad que hagan útil la infraestructura desplegada.

En el medio plazo se debería considerar seriamente que todos los alumnos dispusieran de un ordenador, de la misma forma que ahora disponen de un cuaderno. Igualmente es necesario dotar al docente de medios para el seguimiento del aprendizaje informatizado, mediante plataformas educativas digitales personalizadas, con la que consigamos que cada alumno avance a su ritmo, sin dejar a nadie atrás y sin perjudicar a nadie, de una forma integradora y no discriminatoria.

Otro aspecto importante es el de la necesaria potenciación y profundización de la Formación Profesional. Sería necesario emprender una reforma inmediata de la formación profesional, con fin de que el sistema educativo produzca los profesionales técnicos que la economía del conocimiento necesita.

La educación universitaria también necesita de una profunda reforma que por una parte vincule a la misma con el mundo de las empresas y por otra parte sea capaz de generar cuantitativa y cualitativamente los titulados que la economía del conocimiento necesita. La mala calificación de nuestras universidades en los rankings internacionales es una muestra de la insuficiente calidad de la educación superior en España.

Muy grave es también la carencia de profesionales en los sectores de alta tecnología o en puestos que requieran un alto contenido de especialización tecnológica, causada por una preocupante falta de graduados debidamente preparados que puedan ocupar los puestos de trabajo que las empresas demandan.

Ante la creciente falta del personal especializado que están experimentando las empresas tecnológicas o que hagan uso intensivo de la tecnología, se debería fomentar la promoción urgente de programas para la formación tecnológica que supla las deficiencias del sistema educativo actual de cara a cubrir las necesidades de empleo de las empresas TIC. De la misma forma, se tendrían que poner en marcha de manera inmediata programas eficaces para la captación de talento en el extranjero, con facilidades regulatorias, permisos de trabajo especiales, etc.

En gran medida la I+D desarrollada en las universidades no está en línea con las necesidades de las empresas y del mercado. En muchas ocasiones, los resultados se miden con indicadores (tales como artículos publicados en revistas especializadas) que pueden ser poco relevantes a la hora de determinar qué investigación resulta útil para las empresas y la economía en general. En un momento de crisis y de recursos escasos, parece necesario primar claramente aquella I+D que tenga salida en el mercado o que aporte valor al mismo. En otro caso, pueden llegar a fomentarse los sistemas endogámicos en la investigación en lugar de la excelencia científica.

También se aprecia un desajuste entre la formación académica y la demanda del mercado laboral. Es necesario adecuar las titulaciones universitarias y los contenidos académicos de los estudios relacionados con las nuevas tecnologías. Por otra parte hay que favorecer los procesos de transferencia de tecnología, entre cuyas principales barreras se encuentra la aplicación de la ley de incompatibilidades a los profesores e investigadores, o mecanismos burocráticos y onerosos de intermediación de las universidades en los contratos entre las empresas y los departamentos o el personal investigador.

Hay que desarrollar las medidas que faciliten a los trabajadores la posibilidad de adquirir y acrecentar los conocimientos necesarios y específicos para el mejor desempeño de su puesto de trabajo así como adquirir una “cultura digital” por el aprendizaje a lo largo de la vida mediante el uso de las nuevas tecnologías. El papel que pueden desarrollar aquí las plataformas de e-learning es decisivo, por lo que la Administración Pública española en todos sus niveles territoriales debería apostar de forma decidida por esta formación.

En definitiva mucho es el trabajo que hay que realizar, no podemos demorar las reformas que faciliten los cambios necesarios para desarrollar la Economía del Conocimiento en España. La reforma del sistema educativo es la clave para desarrollar los cimientos que posibiliten un modelo económico sostenible que garantice la competitividad de nuestra economía, la mejora de los servicios a los ciudadanos y a las empresas, la riqueza y el bienestar social y la lucha contra las desigualdades sociales y territoriales.

Sin duda la concertación y el pacto de Estado en el desarrollo de las políticas que faciliten estas reformas, es una necesidad y debe ser una obligación para todos los agentes implicados.

Anuncios

Un pensamiento en “La Educación clave para el cambio de modelo económico.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s