Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres.

El Observatorio de la Seguridad de la Información de INTECO ha publicado un Informe sobre los hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres.

En el Informe se constata que la naturalidad con la que los menores se aproximan a las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, les proporciona innegables beneficios de carácter educativo, social y de ocio. Sin embargo, también existen una serie de riesgos relacionados con las TIC, que pueden afectar de forma especial a los menores. Por ello, para que niños y adolescentes puedan disfrutar de las TIC en toda su extensión y aprovechar las múltiples posibilidades que éstas les ofrecen, es clave que sepan cuáles son sus riesgos y conozcan la forma de afrontarlos. De ese modo, también aumentará la confianza de sus padres hacia las TIC y su incorporación a la Sociedad del Conocimiento.

El estudio ofrece una visión completa de la realidad de la sociedad española en estos aspectos, y ofrece recomendaciones a los diferentes actores y colectivos implicados (administraciones, industria y sector educativo), con el objetivo último de contribuir a hacer de Internet un sitio más seguro para los niños y adolescentes.

Ente las recomendaciones del Informe destacan:

El tratamiento de la cuestión requiere una necesaria interrelación entre todos los agentes implicados: Administraciones Públicas, industria, autoridades educativas, docentes, padres y organizaciones del tercer sector (ONG).

Las líneas clave de actuación deberían contemplar una constante acción formadora y de sensibilización dirigida a menores y adultos.

Las actuaciones de las Administraciones Públicas, ya sean de ámbito autonómico, nacional o europeo, deben impulsar la sensibilización y educación en la materia y en el fomento de un entorno TIC seguro para los niños. La formación y sensibilización de la sociedad es necesaria, en primer lugar, para salvar la brecha digital que separa a niños y adultos; en segundo lugar, porque en numerosas ocasiones la solución pasa por la prudencia y el sentido común, no basta con instalar herramientas de seguridad.

La información es clave para que padres e hijos conozcan los riesgos a los que se pueden enfrentar los menores en las TIC y, sobre todo, la forma de afrontar los mismos.

La acción formativa debe ir orientada a proporcionar pautas concretas para identificar los riesgos y la forma de afrontarlos25. Ha de proporcionar información eficaz que permita a padres e hijos sentirse seguros y cómodos en la utilización de las TIC.

Adultos y niños son colectivos sobre los que hay que actuar. Por lo que respecta a adultos, el estudio confirma que tienen menor conocimiento de los riesgos de lo que creen.

Se debe buscar la forma de salvar la brecha digital entre adultos y menores.

En las acciones de concienciación deben considerarse las TIC en su totalidad, sin descuidar el teléfono móvil y los videojuegos.

La formación sobre riesgos existentes en las TIC debe ser rigurosa y práctica, evitando utilizar tonos alarmistas.

Se debe reforzar la formación sobre las medidas efectivas de respuesta ante la incidencia de un problema de seguridad.

Como actor indiscutible en el fomento de la seguridad en las TIC, es necesario que el sector privado continúe desarrollando herramientas y tecnologías que sirvan de apoyo a padres e hijos en la prevención gestión de riesgos relacionados con Internet y la telefonía móvil. Entre ellas:

Mecanismos de comprobación de la edad del usuario.

Mecanismos para el adecuado control de acceso a contenidos y servicios, filtros y control parental.

Terminales móviles adaptados al uso seguro de los menores.

Sistemas de control de trasmisión de datos personales no autorizados

Herramientas que aprovechen la capacidad de los motores de búsqueda para localizar contenidos de potencial riesgo, usando tecnología agente para barrer la Red y localizar posibles páginas nocivas.

Sistemas mejorados de etiquetado y clasificación de contenidos.

Políticas restrictivas y transparentes en el acceso a los datos personales.

La industria debe establecer las acciones formativas necesarias para incrementar el nivel de conocimiento de las medidas no conocidas, y el nivel de utilización de las medidas conocidas pero no implementadas.

En relación con la necesidad de formación orientada especialmente a los más pequeños, se recomienda incluir en el currículo escolar el uso seguro de las TIC, de manera que el aprendizaje de herramientas y prácticas de seguridad sea implícito e inherente al aprendizaje de uso de las Nuevas Tecnologías.

Por último, sería deseable implementar políticas y procedimientos que garanticen la cobertura de herramientas y hábitos de seguridad en los equipos y actividades de los centros educativos. En el contexto escolar los ordenadores conectados a Internet son un recurso más a disposición del alumnado por lo que el centro debe garantizar que los equipos y las posibilidades de conexión se ajusten a los objetivos y usos pretendidos.

El Informe puede obtenerse en el siguiente enlace.

Anuncios

Un pensamiento en “Estudio sobre hábitos seguros en el uso de las TIC por niños y adolescentes y e-confianza de sus padres.

  1. Pingback: Bitacoras.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s