La Comisión Europea va a crear un arancel del 14% sobre los teléfonos móviles.

La Comisión Europea va a crear un arancel del 14% sobre el precio nominal de los teléfonos móviles, para ello ha propuesto una nueva clasificación aduanera para los teléfonos móviles más avanzados, los que llevan en otros servicios añadidos: GPS, cámaras digitales o televisión, prácticamente todos los fabricados, pues la tendencia es que los nuevos móviles lleven estos servicios. Puede estimarse que este nuevo arancel afectaría a cerca del 65% de todos los móviles.

En la actualidad estos dispositivos móviles no están gravados con ningún derecho aduanero y la pretensión de la Comisión Europea está en contradicción con la política europea de conseguir estar a la vanguardia mundial en este tipo de tecnologías.

Hay que indicar que este arancel tan alto es desproporcionado, pues normalmente son inferiores al 10% en otros productos similares. Normalmente estas medidas de protección se ponen en marcha para defender a la industria europea de las importaciones extracomunitarias, en el caso de los teléfonos móviles prácticamente no hay fabricación en Europa y las empresas de móviles europeas fabrican sus productos más allá de las fronteras de la Unión Europea.

Hasta el momento, los ordenadores de sobremesa, los PC portátiles y los teléfonos,  estaban exentos de aranceles, mientras que la electrónica de consumo, televisores, equipos de música, MP3, lectores de DVD, etc., sí soportan diferentes gravámenes, pero bastante más bajos.

EICTA, la Asociación Europea del Sector, a la que pertenece ASIMELEC, ha pedido a la Comisión Europea que no siga adelante con la aprobación de este gravamen, pues  perjudica gravemente el desarrollo de las nuevas tecnologías de móviles en Europa, y pone en peligro la competitividad de nuestro mercado frente a otros. Además no se tiene en cuenta las grandes sinergias que estos dispositivos producen en la economía.

En España hay que añadir en el impacto final de los precios, el canon digital, un nuevo gravamen para los teléfonos móviles y que penaliza con 1,10 Euros por unidad a todos los dispositivos con capacidad de reproducción de archivos musicales. Casi todos los terminales se comercializan con MP3, exceptuando la gama más baja.

El sector de las telecomunicaciones  soporta en España una carga fiscal adicional a la de la mayoría de los sectores económicos. Ahora tiene que hacer frente a varios impuestos o tasas diferentes. Hay unas que recaudan el Gobierno central o la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones: la tasa general de operadores, la de telecomunicaciones, la existente por la numeración telefónica, la de reserva del dominio público radioeléctrico, el Impuesto de Sociedades, etc… A ellas hay que añadir las locales: un IAE muy fuerte y el IBI, la tasa de utilización del dominio público local, las tasas de despliegue de infraestructuras: antenas, canalizaciones, etc… En algunas comunidades Autónomas, también existe un impuesto medioambiental. Y el referido a la recogida y reclicado de productos electrónicos.

Ahora a esta presión fiscal se añade este nuevo gravamen de la Comisión Europea y el citado canon digital.

En definitiva, malos tiempos para las Telecomunicaciones y el conjunto del Sector TIC, que se le pide que sea el motor de las transformaciones necesarias en el modelo económico y sin embargo se penaliza su desarrollo con impuestos y gravámenes desde todas las administraciones.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s