La CMT aprueba su propuesta de regulación sobre las redes de fibra y la banda ancha.

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, CMT, ha aprobado la propuesta de regulación para los servicios mayoristas de banda ancha y las redes físicas de telecomunicaciones, que incluyen la red de cobre y los despliegues de fibra óptica o redes de nueva generación.

La propuesta ha sido enviada a los agentes del Sector para presentar en un mes sus alegaciones para que la CMT dicte la regulación definitiva, prevista para final de este año.

Las obligaciones garantizan a los operadores alternativos la posibilidad de replicar, en todo el territorio nacional y mediante un servicio mayorista de acceso indirecto, las ofertas minoristas de Telefónica con una velocidad de acceso a Internet igual o inferior a 30 Mbits/s.El regulador apuesta por un modelo que cumple con el principio de neutralidad tecnológica, al estar centrado en las velocidades de acceso a Internet y establecer obligaciones sin tener en cuenta la tecnología que soporta los servicios (cobre o fibra). Por tanto, la CMT no considerara parte del mercado de referencia las velocidades superiores a 30 Mbits/s, y no obliga a Telefonica a facilitar servicios mayoristas al resto de los operadores alternativos.

La CMT también se propone imponer a Telefónica la obligación de compartir sus infraestructuras de obra civil y mantener la regulación sobre el bucle del abonado, con el fin de incentivar la competencia en redes y, a su vez, garantizar las inversiones llevadas a cabo hasta ahora por los distintos operadores. Asimismo, advierte de que Telefónica no puede modificar la estructura de su red de cobre sin autorización del regulador y la comunicación previa a sus competidores.

En el análisis de los mercados mayoristas de banda ancha, la CMT no ha encontrado mercados inferiores al nacional, aunque sí ha identificado dos zonas con diferentes presiones competitivas sobre el incumbente. En estas zonas, la CMT propone fijar obligaciones distintas según al grado de competencia existente.

La resolución también hace referencia al cuello de botella que para la extensión de nuevas redes representa el interior de los edificios. En este sentido, la CMT destaca que está trabajando en una regulación que obligará a todos los operadores a compartir las redes de nueva generación tendidas en el interior de las edificaciones.

La CMT ha analizado el mercado de banda ancha abordando la problemática que presenta el acceso a la red de cobre y a las redes de nueva generación. En el primer caso, y tras constatar que Telefónica posee la condición de operador dominante, propone conservar la obligación para esta operadora de atender las solicitudes razonables de acceso a su red de cobre a precios orientados a costes y mantener vigentes las condiciones actuales.

En relación con el acceso físico a redes de nueva generación y a cualquiera de sus arquitecturas (fibra hasta el hogar o hasta un nodo), la CMT ha constatado que la desagregación de la fibra no es factible. En este sentido, y con el objetivo de fomentar la inversión y la competencia en infraestructuras, obligará a Telefónica a proporcionar acceso a sus infraestructuras de obra civil (cámaras, arquetas, canalizaciones, postes y conductos) con precios orientados a costes.

La obligación de la apertura de conductos es proporcionada, ya que Telefónica, para sus despliegues de las nuevas redes, cuenta con toda la infraestructura creada en la época de monopolio. La duplicación de la red para un operador que iniciara su despliegue supondría una importante barrera de entrada al mercado, con unos costes de entre el 50 y el 80% de la inversión total. En los casos en los que el acceso a los conductos no fuera factible (problemas técnicos o de espacio), la CMT, en línea con la recomendación de la CE, obligará a Telefónica a ofrecer otras soluciones a los operadores alternativos, como la fibra oscura.

La obligación de acceso a las infraestructuras de Telefónica no solventa el cuello de botella constituido por el tramo del acceso al cliente final en el interior de los edificios. En el análisis de mercado, la CMT destaca que está trabajando en la imposición de obligaciones simétricas a los operadores que desplieguen una red de nueva generaciónen el interior los edificios, con el objetivo de asegurar la compartición de los elementos de red ubicados en de las edificaciones (cajas terminales, acometidas, etc.).

De esta manera se asegura un entorno regulatorio que favorezca el despliegue de red propia hasta el usuario final, en primer lugar a través del acceso a las canalizaciones de Telefónica hasta la base de los edificios, y a partir de dicho punto mediante la compartición de elementos de red entre operadores.

En el plazo de dos meses desde la publicación de una resolución definitiva, Telefónica deberá presentar una propuesta de precios de referencia para el acceso a su infraestructura de obra civil. Asimismo, deberá facilitar a los operadores alternativos toda la información necesaria sobre estas infraestructuras para la planificación de sus despliegues.

En el caso de los nuevos despliegues de fibra hasta el domicilio del abonado o hasta nodos remotos, Telefónica deberá informar con seis meses de antelación sobre el área de cobertura, las previsiones de operatividad y mantener esta información actualizada hasta el año 2010. También en el plazo de seis meses desde la resolución definitiva, deberá facilitar información suficiente sobre sus infraestructuras de obra civil en centrales en las que haya al menos un operador coubicado. Cualquier modificación que afecte a la red de acceso que impida la desagregación del bucle deberá contar con la autorización de la CMT, que podrá establecer condiciones.

En cuanto a la posibilidad de cierre de centrales, Telefónica estará obligada a mantener el suministro de todos los servicios de acceso desagregado durante un periodo de 5 años desde la comunicación de abandonar una central. Una vez transcurridos los primeros treinta meses de dicho periodo, Telefónica no estará obligada a atender las solicitudes de coubicación de los operadores. Asimismo, Telefónica sólo podrá comunicar el cierre de una central cuando el 25% de los accesos de la misma estén cubiertos por fibra óptica.

Los textos sobre esta Consulta pública de los mercados 4 y 5 de la Recomendación 2007 pueden obtenerse en el siguiente enlace.

Anuncios

2 pensamientos en “La CMT aprueba su propuesta de regulación sobre las redes de fibra y la banda ancha.

  1. Pingback: La Comisión Europea anuncia serias dudas sobre la regulación de la banda ancha propuesta por España. « Sociedad de la Información

  2. Pingback: La CMT fija el marco regulador para las nuevas redes de fibra óptica. « Sociedad de la Información

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s