Europa quiere liderar la próxima generación de Internet.

La Comisión Europea ha iniciado una consulta pública para estudiar los principales pasos que Europa ha de dar para responder a la nueva etapa de la revolución de la información, que se intensificará en los años venideros debido a tendencias como las redes sociales, el cambio decisivo a servicios empresariales en línea, los servicios nómadas basados en los sistemas GPS y la televisión móvil, y el crecimiento de las etiquetas inteligentes.

Según el Informe sobre la consulta, Europa está bien situada para aprovechar estas tendencias gracias a sus políticas en favor de unas redes de telecomunicaciones abiertas y favorables a la competencia, así como en materia de privacidad y seguridad.

El informe presenta un nuevo índice de eficacia de la banda ancha, que compara el rendimiento nacional en factores clave como la velocidad, el precio, la competencia y la cobertura de la banda ancha. Suecia y los Países Bajos lideran esta liga de la banda ancha europea, que complementa el índice más tradicional de penetración de la banda ancha, utilizado hasta ahora por los reguladores de las telecomunicaciones.

Con el acceso masivo a la banda ancha comienza una nueva generación de uso de Internet, con un potencial evidente para la economía europea. Mientras que un 25 % de los europeos utilizaba los sitios de la Web 2.0 en 2007, se están desarrollando aplicaciones empresariales de las redes sociales. También se prevé que los programas de Internet para las empresas se expandan en todo el mundo a un ritmo del 15 % durante el período 2006-2011.

Las nuevas aplicaciones tecnológicas necesitarán una cobertura ubicua de Internet. Con la «Internet de los objetos», la red se convertirá en el medio de interacción de máquinas, vehículos, aparatos, sensores y muchos otros dispositivos. Gracias a ella, los billetes electrónicos son ya una realidad, y los dispositivos móviles podrán intercambiar datos para realizar pagos o para obtener información. Se calcula que más de mil millones de teléfonos irán equipados con esta tecnología de aquí a 2015.

Todo ello supone una gran oportunidad para las empresas de la UE, siempre que haya inversiones suficientes en el acceso de banda ancha de alta velocidad y se apoye la innovación y la investigación. Según la Comunicación de la Comisión, la UE debe impulsar la inversión en el acceso de banda ancha de próxima generación, por ejemplo reforzando la participación de las autoridades locales, que pueden facilitar el acceso a los conductos (o la excavación de conductos nuevos) para cables de fibra de banda ancha más rápidos durante las obras de ingeniería civil; asimismo, la UE debe mantener Internet abierta a la competencia, evitar restricciones injustas en las posibilidades de elección de los consumidores, proteger la confianza de éstos al utilizar Internet y financiar la investigación sobre la Internet del futuro.

La Comunicación de la Comisión sobre las redes y la Internet del futuro puede consultarse en el siguiente enlace.

La consulta pública sobre la Internet de los objetos está disponible en este enlace.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s