El Parlamento Europeo aprueba el nuevo paquete legislativo para reformar las telecomunicaciones.

El Parlamento Europeo ha aprobado un paquete de normas que revisa la legislación vigente relativa a los servicios de comunicaciones electrónicas. La normativa tiene como fin reforzar la competencia para que los ciudadanos puedan beneficiarse, independientemente de dónde vivan o de a dónde viajen en la Unión Europea, de unos servicios de comunicación electrónica mejores y más baratos.

La reforma de la legislación de 2002 sobre los servicios de comunicación electrónica pretende crear un mercado único de las telecomunicaciones para 500 millones de consumidores. En líneas generales, pretende adaptar el mercado de las telecomunicaciones a las últimas evoluciones del sector, en el que han aparecido nuevas tecnologías. Esta reforma trata de reforzar los derechos de los consumidores en sus comunicaciones electrónicas, así como darles más posibilidades de elección gracias a una mayor competencia entre los operadores de telecomunicaciones. Otro de los objetivos es promover la inversión en nuevas infraestructuras de telecomunicaciones, liberando radiofrecuencias para los servicios inalámbricos de banda ancha y haciendo más seguras las redes de comunicación, especialmente ante el peligro de los virus y otros ataques.

El Parlamento Europeo, que en este ámbito tiene poder de codecisión con el Consejo de Europa, ha aprobado en su pleno este paquete legislativo, que consta de dos directivas, un reglamento y un informe de iniciativa no vinculante. Ver entrada anterior: La Comisión Europea propone la reforma de las normas que regulan el mercado de las telecomunicaciones.

El informe de la diputada socialista francesa Catherine Trautmann, modifica tres directivas vigentes sobre las redes y los servicios de comunicaciones electrónicas. El texto subraya que los Estados miembros “cooperarán entre sí y con la Comisión en la planificación estratégica, la coordinación y la armonización del uso del espectro radioeléctrico en la UE” con el objetivo de optimizar su uso y evitar interferencias perjudiciales. Además, la Comisión podrá presentar una propuesta legislativa para establecer un “programa de acción” sobre el espectro.

Según el informe de la diputada italiana Patrizia Toia, aprobado por el pleno, formula propuestas sobre cómo aprovechar plenamente las ventajas del dividendo digital, el aumento de la eficiencia del espectro de la televisión digital terrestre permitirá reasignar alrededor de 100 MHz del dividendo digital a servicios móviles de banda ancha y a otros servicios como la seguridad pública, la identificación por radiofrecuencia (RFID) y las aplicaciones de seguridad en carretera). El espectro liberado también permitirá a los países de la Unión Europea reforzar una serie de servicios sociales como la administración, la sanidad y la educación en línea, que beneficiarán especialmente a los ciudadanos de las regiones más aisladas.

Se insta a los Estados miembros a liberar sus dividendos digitales “lo antes posible, permitiendo a los ciudadanos europeos beneficiarse del despliegue de nuevos servicios innovadores y competitivos”.

Con el paso de la radiodifusión televisiva analógica a la digital se podrán transmitir de seis a ocho canales de televisión en el espectro que antes ocupaba un solo canal analógico. Esto significa que podrían quedar libres entre 300 y 375 MHz actualmente atribuidos a la radiodifusión analógica. Es lo que se conoce como “dividendo digital”. Durante la votación de hoy, el pleno ha adoptado una enmienda presentada por el grupo liberal en la que solicita a los Estados miembros que analicen “el impacto de la conversión digital en el espectro utilizado para fines militares y, si procede, que reasignen parte de este dividendo digital específico para nuevas aplicaciones civiles”

Sobre la Neutralidad de las Telecomunicaciones, el Parlamento ha establecido que los Estados miembros estarán obligados a garantizar que toda tecnología o servicio pueda utilizar cualquier frecuencia disponible para los servicios de comunicación electrónica. Esto deberá hacerse de acuerdo con los planes nacionales de atribución de frecuencias y las normas de la Unión internacional de las telecomunicaciones. Las medidas que exijan que un servicio se preste en una banda específica deberán estar justificadas para garantizar que contribuyen al interés general y no perjudican la seguridad de la vida humana; la cohesión social, regional y territorial; la diversidad cultural y lingüística o la pluralidad de los medios.

Los diputados también han dejado claro que el objetivo de esta legislación es reducir progresivamente la normativa ex ante para reemplazarla en último término por las leyes de la competencia.

Sobre la Regulación del mercado, La diputada española Pilar del Castillo propone la creación de un Organismo Europeo de Reguladores de Telecomunicaciones, BERT, que contará con un Consejo de Reguladores integrado por las 27 autoridades nacionales de reglamentación. El BERT se presenta como alternativa a la Autoridad Europea del Mercado de las Comunicaciones Electrónicas, EECMA, propuesta previamente por la Comisión Europea, El informe de la diputada española, que ha sido aprobado, señala que el BERT estará cofinanciado por la Unión y los Estados miembros (a través de las autoridades reguladoras nacionales). Sin embargo, no se especifican los porcentajes procedentes de cada fuente, que deberán decidirse más.

A diferencia de la Comisión Europea, que sugiere fusionar la actual Agencia Europea de Seguridad de las Redes y de la Información, ENISA, con la EECMA, los diputados opinan que el nuevo organismo regulador no debería estar a cargo de la seguridad de las redes y de la información.

Por otra parte, la Eurocámara introduce un nuevo procedimiento de “corregulación”, según el cual, antes de tomar cualquier decisión de carácter regulador, las autoridades nacionales deberán consultar a la Comisión Europea y al BERT. Si la Comisión considera que una medida reguladora propuesta por una autoridad nacional constituye un obstáculo para el mercado único y el BERT también juzga dicha medida de inapropiada, la Comisión podrá obligar a la autoridad nacional a replantear su propuesta.

Sobre la separación funcional de las reden casos excepcionales, se ha aprobado que las autoridades nacionales podrán imponer a las empresas integradas verticalmente, como medida de carácter excepcional, la obligación de separar sus servicios de red de los demás servicios, creando una entidad económica distinta encargada de gestionar el acceso a las redes. Dicha entidad sería la responsable de suministrar a todas las empresas que utilizan sus redes el acceso a sus productos y servicios en igualdad de condiciones.

Las autoridades nacionales sólo podrán recurrir a esta solución una vez que la Comisión Europea y el BERT hayan confirmado que ninguna otra medida ha logrado garantizar una competencia efectiva.

En relación a las Redes de nueva generación, los diputados piden incentivar la financiación de nuevas redes de fibra óptica. En este sentido, reclaman más “inversiones en nuevas redes de alta velocidad que favorezcan la innovación en servicios de Internet ricos en contenidos y que refuercen la competitividad internacional de la UE”. Estas redes de nueva generación proveerán las infraestructuras necesarias para los nuevos servicios de comunicaciones electrónicas, la informática y los medios de comunicación.

La nueva legislación europea se refiere también a los derechos de los ciudadanos y a otros temas interesantes como la seguridad en Internet, que comentaré en una nueva entrada para no hacer esta demasiado larga.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s