La Unión Europea pretende armonizar y conectar los sistemas de los DNIe de todos los países europeos.

España, a través del Ministerio de Administraciones Públicas, MAP, participa en el recién lanzado consorcio Stork (Secure Identity Across Borders Linked-Identidad Segura a través de las fronteras), junto a otros 13 países miembros de la Unión Europea e Islandia, para conseguir que los ciudadanos, empresas y funcionarios puedan utilizar sus identificadores y DNI electrónicos en cualquier país de la Unión Europea.

En el proyecto están presentes, Bélgica, Estonia, Francia, Alemania, Austria, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal, Eslovenia, España, Suecia y Reino Unido, además de Islandia, van a colaborar para conseguir que los distintos regímenes nacionales de identidad electrónica sean reconocidos más allá de sus fronteras.

El MAP que representa a España en el consorcio y participa en él de manera muy activa, liderando los trabajos de definición y desarrollo de aquellos protocolos y datos que será necesario intercambiar para aceptar los DNIe en todos los Estados miembros. Además, participa en los programas piloto para utilizar estos identificadores en los casos de cambio de domicilio y de movilidad de estudiantes. Sin duda la experiencia del lanzamiento del DNIe en España es un aval a la participación de nuestro pais en los trabajos del consorcio.

Las pruebas que se realizarán en el marco de esta iniciativa permitirán la aceptación del DNIe español en servicios de administración electrónica en otros países y hará posible que se utilicen los identificadores electrónicos de otros Estados miembros en España. De esta manera, los ciudadanos, empresas y funcionarios podrán utilizar sus DNI electrónicos de manera segura en cualquier país de la Unión Europea, lo que también facilitará el libre movimiento de personas y empresas en la Unión Europea.

Para todo ello, este proyecto someterá a prueba algunos de los servicios de identificación electrónica más utilizados, definiendo un conjunto de especificaciones comunes y arquitecturas de referencia que permitan el reconocimiento de los DNIe nacionales entre los países participantes, que también serán accesibles para otros.

El plan persigue armonizar y conectar estos sistemas, sin sustituir los ya existentes. Actualmente, los ciudadanos de la Unión Europea utilizan unos 30 millones de tarjetas nacionales de identidad electrónica para acceder a distintos servicios, como las prestaciones por desempleo y de la Seguridad Social o la presentación de las declaraciones de impuestos, entre otros procedimientos.

Con la participación en este proyecto, España pretende que el DNIe sea aceptado de manera similar en servicios públicos en otros países europeos, a la vez que los ciudadanos de la Unión Europea puedan aplicar sus identificadores electrónicos en nuestro país.

La implementación del DNI electrónico puso a España a la vanguardia europea en mecanismos de identificación y firma electrónica segura, al disponer de un documento que proporciona los niveles de confianza más elevados de los que existen actualmente. Sólo algunos Estados miembros, como Bélgica, Finlandia, Portugal y Austria, poseen un DNIe de características similares al español en niveles de confianza y seguridad. Otros países como Francia y Alemania trabajan actualmente en la construcción de sus futuros DNI electrónicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s