Los servicios de datos en telefonia móvil crecerán un 14% en 2008.

Los servicios de datos generarán a la telefonía móvil mundial un volumen de negocio de más de 102.300 millones de euros en 2008, un crecimiento del 14% respecto a 2007, según datos de un estudio elaborado por la consultora estadounidense CSMG.

Según este informe, el mercado móvil es cada vez más abierto. El usuario final tiene progresivamente más poder de elección entre dispositivos, productos y servicios. La posición de dominio de las operadoras no cambiará en los próximos tres a cinco años. Las operadoras seguirán manteniendo el control de los principales activos del mercado: la venta y distribución de dispositivos móviles, la subvención de los mismos y la facturación de los servicios prestados. Sin embargo están perdiendo, poco a poco, control sobre algunos aspectos que han dominado tradicionalmente, como los servicios, los contenidos, las aplicaciones y los terminales. En el futuro próximo, se afianzarán la apertura y la colaboración, con nuevas alianzas entre compañías del sector, tecnologías más abiertas y acuerdos de colaboración más genéricos y amplios.

En los próximos años surgirán nuevas oportunidades en este mercado para nuevos actores, como fabricantes de móviles, empresas de software, compañías de electrónica, marcas de consumo y otras empresas.

Según la consultora estadounidense, las operadoras seguirán subvencionando los terminales al menos durante los próximos tres ó cinco años. En concreto, ninguna de las operadoras entrevistadas en el estudio manifestó su voluntad de reducir la financiación de terminales en dicho plazo. La subvención de terminales seguirá siendo uno de los principales “atractivos” para la captación de clientes.

Los servicios de datos (acceso a Internet móvil, pago desde el móvil, televisión o acceso a redes sociales) siguen siendo una oportunidad por explotar en un mercado que parece saturado y dominado por las operadoras actuales.

CSMG aporta ejemplos que anuncian que las cosas están cambiando:

En 2007, más del 70% del tráfico generado por el servicio de datos de NTT DoCoMo en Japón provino de sites “no oficiales”.>

En Alemania, T-Mobile ha constatado que los usuarios de iPhone generan un 30% más de tráfico de datos, respecto al resto de usuarios de otros dispositivos.

Google anunció recientemente que recibe 50 veces más búsquedas a través de iPhone, que de ningún otro dispositivo móvil.

En Estados Unidos, AT&T está registrando muchas más suscripciones a planes ilimitados de datos de lo que había previsto.

Gracias a las tarifas planas, las búsquedas por móvil y el m-commerce desde el móvil crecen: el 50% de los usuarios de tarifa plana realiza una media de 5 conexiones a Internet por día, según la consultora Buzz City.

En relación a los dispositivos, el Informe plantea que los consumidores finales demandan, cada vez más, dispositivos dedicados. En este escenario, los dispositivos especializados se imponen a los todo en uno por dos motivos fundamentales: segmentan el mercado y funcionan bien en lo que tienen que funcionar. Un caso reciente que ilustra esta tendencia es la reorganización de la cartera de productos de Sony Ericsson, que ha decidido centrar sus diseños en torno a cuatro aplicaciones móviles: música, imágenes, juegos y televisión.

La tendencia a la especialización es una consecuencia natural del éxito creciente de los servicios de datos. Los usuarios de datos se cuentan por decenas de millones y el tiempo utilizado en estas aplicaciones aumenta sin cesar, por lo que se están creando segmentos de usuarios lo suficientemente importantes como para justificar el desarrollo de dispositivos customizados o a medida. Además, la industria está ya preparada para producir de forma rentable a escalas muy reducidas.

Las operadoras han sido las primeras en descubrir este filón. Su importancia, según la consultora, se debe a su poder diferenciador; al vínculo que establece el usuario con el teléfono y, por extensión, con el operador; sus beneficios son más fáciles de vender al cliente que valores tecnológicos como la velocidad; y facilitan la segmentación de un mercado ya maduro que puede convertir los teléfonos tradicionales en meros productos de consumo.

También hay que tener en cuenta la aparición de ecosistemas móviles alternativos, como el XOHM liderado por Sprint, consolidarán la tendencia a la especialización de dispositivos. Sprint se ha aliado con líderes tecnológicos como Intel, Motorola, Samsung o Google para desarrollar alrededor de XOHM una red WiMAX. Sprint y sus aliados ya han identificado una amplia variedad de dispositivos innovadores por los que apostarán en el futuro.

Otros ejemplos:

M-Taiwan ha lanzado un proyecto para crear una red de información nacional que incluye 6 licencias WiMAX.

Korea Telokom planea tener 400.000 suscriptores WiMAX a finales de 2008.

KDDI lidera un consorcio en Japón, que está desplegando una red nacional WiMAX valorada en 1.300 millones de dólares.

345 operadores en todo el mundo han adquirido licencias WiMAX, realizado ensayos o lanzado servicios comerciales en torno a esta tecnología de transmisión sin cables.

Concluye el Informe, que la tendencia a la especialización de dispositivos sólo será significativa en los mercados desarrollados, en perfiles de consumo altos y a corto-medio plazo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s