Las barreras regulatorias de las TICs le cuestan a la Unión Europea 1.300 millardos.

Leo en Tendencias21 un articulo de Raúl Morales que informa sobre un estudio llevado a cabo por Indepen Consulting, que asegura que si se retiraran las barreras regulatorias en este sector podría generar hasta 1.300 millardos de euros en la Unión Europea en veinte años, o sea, un aumento de un 2% en el Producto Interior Bruto (PIB) de toda la Unión. El hecho de que todavía haya diferentes políticas en el sector de las comunicaciones en función del país en el que nos encontremos le sale muy caro a la Unión Europea. Según los autores del informe, las trabas regulatorias impiden el desarrollo de la productividad y la competitividad que generan las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

El estudio pone de manifiesto asimismo que el marco regulatorio de las telecomunicaciones existente está poniendo trabas al desarrollo de la productividad y de la competitividad derivadas de las inversiones en tecnologías de la Información y las Comunicaciones. Según los autores del Informe, esta situación bloquea la provisión de servicios de comunicación a las empresas europeas.

El próximo 14 de abril habrá una reunión informal del Consejo de la Competencia de la Unión Europea. Tres empresas e instituciones representativas en las telecomunicaciones europeas, BT, el International Telecommunications Users Group ,INTUG y el EVUA, han querido dar un toque de atención a los políticos antes de esa fecha con la publicación de este Informe, que coincide con lo que el sector pide insistentemente:”eliminar las barreras regulatorias que dificultan el acceso a los servicios de comunicación en igualdad de condiciones, sobre todo para las empresas, con independencia de dónde se contraten o se presten dichos servicios”.

Según el Informe, bastaría con implementar algunas medidas regulatorias para paliar esta situación. Estas medidas tendrían repercusiones en el Producto Interior Bruto (PIB) de la Unión Europea, aumentándolo entre un 1,6% y un 2%, o lo que es lo mismo, la riqueza de cada ciudadano europeo crecería entre 430 y 510 euros al año.

Según se el estudio, la inversión en equipos informáticos no mejora la productividad si éstos no se conectan entre sí de una manera eficiente. En consecuencia, son necesarios servicios de comunicaciones con niveles de calidad, seguridad y fiabilidad garantizados, sin importar dónde se contraten o desde dónde se presten. Si la provisión de esos servicios permanece fragmentada, los usuarios empresariales no podrán aprovechar las ventajas de un mercado común.

Los autores del estudio concluyen que el acceso en todas partes y a todo el mundo, unido a otras medidas complementarias generarían beneficios complementarios de entre 1,1 y 1,3 millardos de euros.

El informe hace una proyección para los próximos veinte años y usa tres modelos diferentes para cuantificar los beneficios potenciales de un acceso generalizado a la red en unas condiciones de competencia igualitaria.

En primer lugar, hace una estimación de los beneficios potenciales de abrir más el mercado de las telecomunicaciones y las correspondientes ganancias de su comercio. Asimismo, cuantifica los beneficios del incremento de los niveles de productividad derivados de la conexión a las redes de comunicaciones. Finalmente, el estudio calcula las consecuencias que ese acceso generalizado tendría en la manera en que los negocios organizan sus procesos y sacan sus productos al mercado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s