ONO incrementó en 2007 su beneficio operativo en un 14,9%.

La operadora española de Telecomunicaciones, ONO, cerró el año 2007 con un beneficio operativo, EBITDA, de 642 millones de Euros. Esta cifra representa un incremento del 14,9% sobre el registrado por esta empresa en 2006.

Este fuerte crecimiento, ha sido posible según la compañía, gracias a una gestión más eficiente del negocio y a una sensible mejora de las economías de escala tras la plena integración de Auna. ONO afrontó en 2007 con un objetivo fundamental: consolidarse como una plataforma de crecimiento rentable. Para ello, tal y como anunció en su momento, tomó dos decisiones estratégicas primordiales:

• Por un lado, reducir drásticamente las líneas de negocio no rentables (fundamentalmente el acceso indirecto empresarial y residencial, procedente de la antigua Auna y, al mismo tiempo, incrementar los márgenes de rentabilidad de los negocios centrales. Así, por ejemplo, los ingresos del negocio residencial de acceso directo crecieron en 2007 en un 6,8% (€1.176 millones) y los del acceso indirecto residencial se redujeron en un 54,5% (€34 millones).

• Por otro, llevar a cabo la integración en una única plataforma de todos los sistemas de gestión de sus clientes residenciales, procedentes tanto de la antigua Auna, como de ONO. El trabajo se hizo durante el segundo y tercer trimestre del año. Como consecuencia del mismo, el operador detectó 40.000 clientes residenciales inactivos procedentes de la empresa adquirida (el 2% su base total) y 216.000 hogares cableados más (el 3% del total) que no estaban correctamente identificados. La puesta en funcionamiento de esta plataforma empezó a generar, ya en el cuarto trimestre, una mejora sustancial en la calidad de servicio y permite a ONO gestionar de una manera más eficiente las ofertas presentes y futuras de productos comerciales.

Eugenio Galdón, presidente de ONO, se ha referido durante la presentación del balance anual al “excelente trabajo realizado en 2007 nos permite afrontar nuevos productos y otras mejoras para nuestros clientes, justo en el año en el que celebramos nuestro décimo aniversario”, “Los dos hitos más importantes: incrementaremos en un 50% de manera gratuita la velocidad de navegación para todos nuestros clientes de 4 megas y empezaremos a lanzar un servicio de 100 megas durante el cuarto trimestre”. Según Galdón, “ahora que ONO se acerca a los siete millones de casas cableadas, la compañía combinará sus inversiones en despliegue con otras inversiones destinadas a mejorar la calidad de la red y de los servicios, como parte de un plan diseñado para seguir estando a la vanguardia de los servicios de comunicación y entretenimiento por banda ancha, diferenciándonos con claridad de nuestros competidores”. “Es en este contexto en el que hay que entender estas dos medidas y otras muchas que vendrán en un futuro próximo”, dijo el presidente de ONO.

El incremento gratuito de la velocidad de navegación a 6 megas para aquellos clientes que en la actualidad disfrutan de 4 megas se irá realizando de manera paulatina en las distintas zonas en las opera la compañía y estará totalmente implantado este verano.

La oferta de servicios de banda ancha a 100 megas, será posible mediante la introducción de docsis 3.0, una nueva tecnología que incrementa drásticamente la capacidad de la red de fibra óptica de última generación que utiliza ONO. El despliegue de docsis 3.0 comenzará este año por las principales capitales de España y continuará a lo largo de 2009.

La Operadora registró de octubre a diciembre 29.000 nuevos clientes netos y comercializó un total de 104.000 servicios netos. Además, en esos tres meses, captó 51.000 nuevos clientes de TV, 43.000 de banda ancha y 10.000 de telefonía.

En 2007, la operadora siguió construyendo red a buen ritmo. Incrementó en 458.000 el número total de hogares cubiertos por su red de cable en España, 6,79 millones al cierre del período, un crecimiento del 7,2%.

Además, su base de clientes residenciales de cable siguió aumentando hasta 1,86 millones a 31 de diciembre, un 3,7% más que un año antes. La cifra incluye ya el impacto de los 40.000 hogares inactivos detectados con la integración de plataforma de clientes.

Una buena parte del éxito se fundamenta en el desarrollo de su oferta ‘triple play’. El 31,2% de los clientes totales estaban suscritos a este combinado, cuando un año antes el porcentaje era del 30,7%. Estas cifras han permitido que ONO se haya consolidado, un año más, como el líder de oferta combinada de televisión, teléfono e Internet en España.

El desarrollo del negocio de banda ancha fue clave. ONO incrementó en un 13,9% su cartera de clientes de Internet para llegar a los 1,2 millones, con lo que la compañía tiene una cuota de aproximadamente el 21% en el mercado residencial de banda ancha. El 64,7% de los clientes tienen contratados servicios de banda ancha con la compañía, 5,7 puntos porcentuales más que hace un año (58,9%). El operador cuenta con la oferta más amplia de Internet del mercado con servicios de 2, 6,12 y 25 megas.

En lo que hace referencia a la TV de pago, al cierre de 2007, el 51,6% de los clientes del operador tenía contratado su servicio televisivo. El porcentaje representa un total de 960.000 clientes, 40.000 más que a 31 de diciembre de 2006. El pasado 10 de marzo, la empresa anunció que ya ha superado la barrera de un millón de clientes de televisión.

La estrategia enfocada en una mayor rentabilidad supuso que, en el ejercicio, ONO registrara unos ingresos totales de 1.616 millones Euros, un 1% inferiores a los del año anterior. Sin embargo, la compañía experimentó un crecimiento sustancial de su margen bruto hasta el 72,6%, mejorando el 68,4% registrado en 2006. Al mismo tiempo, ha llevado a cabo una reducción del 4,7% de sus costes operativos netos, que bajaron a 532 millones Euros.

El 72% de los ingresos procede del negocio residencial de ONO y más del 26% es atribuible a negocios corporativos, área que el operador está desarrollando activamente y que, antes de la adquisición de Auna, apenas representaba el 10% de los ingresos totales.

El 2% restante de los ingresos procede del acceso indirecto, un negocio que ONO ha dejado de potenciar por considerarlo “no estratégico” y de escaso margen, y que en el momento de la adquisición de Auna suponía el 12% de los ingresos totales.

El foco en una política de crecimiento rentable supuso una aceleración del beneficio operativo (EBITDA) hasta los 642 millones de Euros, superior en un 14,9% al registrado en 2006. El margen de EBITDA para todo 2007 ascendió al 39,7% (5,5 puntos porcentuales más que en 2006, 34,2%), si bien el del cuarto trimestre alcanzó ya el 40,4%.

Finalmente, registró en 2007 un beneficio neto de 36 millones de Euros, sin extraordinarios. Ante la buena marcha de la compañía, el operador decidió asumir gastos extraordinarios por un total de 234 millones de Euros. Los cargos obedecen fundamentalmente a la amortización anticipada de fondos de comercio generados con anterioridad a la adquisición de Auna, tal y como se anunció en la presentación de resultados del segundo trimestre. Como referencia, en 2006, la operadora obtuvo un resultado neto negativo de 39 millones de Euros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s