La gestión ambiental de pilas, baterías y acumuladores.

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto de recogida y gestión ambiental de pilas y acumuladores, el cual incorpora la Directiva comunitaria de 2006 que prohíbe la comercialización de pilas y acumuladores que contengan determinadas sustancias peligrosas, y establece normas para el tratamiento, reciclado y eliminación de estos residuos.

Este Real Decreto establece:

Un régimen de obligaciones para la puesta en el mercado de pilas, acumuladores y baterías.

Se fija un calendario para el cumplimiento de los objetivos de recogida tanto a las pilas y acumuladores portátiles, como a las de carácter industrial y de automoción.

Por primera vez se fijarán unos índices mínimos de recogida de residuos de pilas y acumuladores portátiles: el 25 por 100 para 2011 y el 45 por 100 para 2015.

El Real Decreto abarca tanto a las pilas y acumuladores portátiles, es decir, las de consumo doméstico más frecuente, como a las industriales y de automoción. Prohíbe la puesta en el mercado de las que contengan ciertas cantidades de mercurio o de cadmio.

El principal problema de las pilas y acumuladores usado es su eliminación. Si se acumulan en los vertederos, con el paso del tiempo las pilas vierten su contenido compuesto principalmente por metales pesados como el mercurio y el cadmio. Estos metales, infiltrados desde el vertedero, acabarán contaminando las aguas subterráneas y con ello se introducirán en las cadenas alimentarias naturales, de las que se nutre el hombre. Y, si se incineran, las emanaciones resultantes darán lugar a compuestos tóxicos volátiles.

En España se venden aproximadamente cuatrocientos millones de unidades de pilas y acumuladores portátiles al año, lo que supone alrededor de quince mil toneladas. Los datos más actualizados de recogida de las Comunidades Autónomas señalan un 18 por 100.

El Real Decreto tiene por objeto prevenir la generación de residuos de pilas y acumuladores, facilitar su recogida selectiva y su peligrosidad y evitar la eliminación de las pilas y acumuladores usados en el flujo de residuos urbanos no seleccionados.

Obligaciones del productor

El productor (incluyendo los importadores) estará obligado a hacerse cargo de la recogida y gestión de la misma cantidad y tipo de pilas y acumuladores usados que haya puesto en el mercado. Para hacer efectiva esta obligación se podrá seguir alguna de las siguientes opciones: contribuir económicamente a los sistemas públicos de gestión; establecer su propio sistema de gestión individual; participar en un sistema integrado de gestión o establecer un sistema de depósito, devolución y retorno de las pilas, acumuladores y baterías usadas que se hayan puesto en el mercado, con especial mención a las pilas que contengan residuos peligrosos.

El Real Decreto contempla las distintas formas de recogida selectiva de este tipo de residuos, con redes de puntos de recogida situados en espacios urbanos, establecimientos comerciales y puntos limpios, obligando a los productores y distribuidores a aceptar la devolución de estos residuos sin coste alguno para el consumidor.

El Real Decreto obliga también a someter a tratamiento y reciclaje a todos los residuos de pilas y acumuladores que se recojan a partir del 31 de diciembre de 2008, utilizando las mejores técnicas disponibles a partir del 26 de septiembre de 2009.

Por primera vez se fijarán unos índices mínimos de recogida de residuos de pilas y acumuladores portátiles: el 25 por 100 para 2011 y el 45 por 100 para 2015. Para alcanzar dichos objetivos es fundamental la colaboración ciudadana. El Real Decreto propone ir más allá de la Directiva comunitaria al contemplar también unos índices mínimos de recogida para pilas y acumuladores de automoción, que serán de un 90 por 100 para 2009 y el 95 por 100 para 2011; y establece para las industriales un objetivo de recogida para 2011 del 95 por 100.

Otro elemento novedoso del Real Decreto es que los productores tienen que cubrir los costes de gestión (recogida, clasificación, traslado, tratamiento, reciclaje, etcétera.), incluyendo campañas de información pública.

La Fundación ECOPILAS lleva trabajando varios años en los aspectos medioambientales de pilas y acumuladores, desarrollando pilotos de recogida y reciclado de estos productos. Esta Fundación es tutelada por la Asociación empresarial del Sector TIC, ASIMELEC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s