El Parlamento Europeo aprueba la nueva Directiva de servicios de medios audiovisuales sin fronteras.

La nueva Directiva de servicios de medios audiovisuales sin fronteras moderniza las normas de la industria audiovisual europea y ofrece un marco jurídico completo que cubre todos los servicios de los medios audiovisuales, incluso los servicios a la carta. Las normas más flexibles y orientadas al futuro sobre la publicidad televisiva permitirán una mejor financiación de los contenidos audiovisuales. A partir de este momento, los Estados miembros tienen un plazo de dos años para incorporar la Directiva a su Derecho interno.

La nueva Directiva permitirá que el sector audiovisual pueda hacer frente a los cambios profundos que se le plantean para adaptarse a la evolución de la tecnología y del mercado y a la modificación de los hábitos de los usuarios derivada de la convergencia.

La Directiva cubre con sus modernas normas, con independencia de la tecnología de transmisión utilizada, la totalidad de los servicios prestados por los medios audiovisuales, desde las emisiones de televisión tradicionales hasta los servicios de tipo televisivo a la carta que comienzan ahora a emerger. Esto contribuirá a aumentar la competitividad del sector en el futuro.

Su ámbito de aplicación que se extiende a todos los servicios de medios audiovisuales, a las normas sobre publicidad más flexibles, a un marco jurídico para la colocación de los productos, nuevos derechos para los ciudadanos y la protección de los valores fundamentales de Europa.

También los productores audiovisuales se beneficiarán de unas normas menos detalladas y más flexibles en materia de publicidad, lo que abrirá nuevas y atractivas posibilidades de financiación y estimulará, en última instancia, al sector de la producción de contenidos.

Los ciudadanos, por su parte, obtienen el reconocimiento de nuevos derechos, entre ellos, la posibilidad de acceder a extractos de acontecimientos importantes para alguno de los nuevos objetivos generales que permite la Directiva, el derecho a que el prestador del servicio se identifique con claridad, el derecho de las personas con discapacidades visuales o auditivas a un mejor acceso a los servicios de medios audiovisuales y el disfrute de unas reglas claras que regulen la inserción con fines publicitarios de productos y obliguen a los organismos de radiodifusión a informar a los consumidores cuando hagan uso de esta práctica.

La nueva Directiva obliga a los Estados a la protección de los menores, al fomento de las obras y producciones audiovisuales independientes europeas y a la prohibición de todo contenido que pueda incitar al enfrentamiento religioso o racial. Asimismo, propugna expresamente la autorregulación y corregulación de la industria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s