Los números 905 serán servicios de tarificación adicional.

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio aprobará próximamente una resolución por la que los números con prefijo 905 pasarán a convertirse en servicios de tarificación adicional y se les aplicará toda la normativa existente en este ámbito.

Hasta ahora los servicios de tarificación adicional se venían prestando a través de los prefijos 803 – 806 – 807. La normativa aprobada en los últimos tres años ha logrado atajar la problemática que sufrieron los usuarios de estos servicios, de manera que actualmente las reclamaciones relacionadas con estos servicios son prácticamente nulas. En el año 2004 llegaron a ser el 46% de las reclamaciones del sector de las telecomunicaciones.

En los últimos tiempos se ha detectado que el código 905 puede estar siendo utilizado para estos servicios. Este prefijo está atribuido a destinos con llamadas masivas, sobre todo para sondeos y concursos en medios de comunicación. En ellos, una parte del precio de la llamada corresponde al operador y otra se paga por la participación en el evento, produciéndose una tarificación adicional. La protección de los usuarios de este tipo de servicios hace necesario que el prefijo 905 sea declarado como de tarificación adicional, con lo que a partir de ahora tendrán todas las garantías que se aplican a los mismos.

Los principales aspectos a destacar como consecuencia de la declaración de este código como de tarificación adicional son:

Los 905 estarán obligados a respetar el estricto Código de Conducta que en la actualidad rige la prestación de estos servicios. Éste incluye obligaciones relacionadas con:

La publicidad de los servicios, en que deberá aparecer el responsable del mismo y su precio.
La necesidad de que, cada vez que se marcan estos números, se informe, mediante una locución, del precio de la llamada.
La prohibición de que se prolongue innecesariamente la duración de la llamada.
Obligaciones especiales para la protección de los menores.

El incumplimiento del Código de Conducta, que supervisa la Comisión para la Supervisión de los Servicios de Tarificación Adicional, dará lugar al cierre del número. En caso de que la misma entidad incumpla reiteradamente dicho Código, se obligará al operador telefónico a que rescinda su contrato con ella.

En las facturas que reciban los usuarios deberá desglosarse la parte que se paga al operador por la llamada de la que se paga al prestador del servicio. De este modo, si el usuario no está de acuerdo con esta última y paga sólo la parte del servicio telefónico, este último no podrá ser suspendido por el operador.

Los usuarios tendrán el llamado “derecho de desconexión”, es decir, podrán dirigirse a su operador para que éste le inhabilite la posibilidad de acceder a estos números. Aquel usuario que ejerza este derecho no podrá llamar a estos números desde su línea telefónica.

Estas obligaciones tienen por objeto garantizar la protección del usuario, de modo que tendrá una mayor información (a través de la publicidad y las facturas) y mecanismos de defensa frente a posibles fraudes, como el cierre del número o el derecho a no pagar la parte de la factura con la que no esté de acuerdo, sin que por ello se le corte el servicio telefónico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s