ASIMELEC satisfecha por la resolución del Tribunal de Defensa de la Competencia sobre el canon.

El Tribunal de Defensa de la Competencia considera que el acuerdo suscrito en 2003 por las entidades de gestión y ASIMELEC, se ajustó a la ley y benefició a los consumidores y usuarios.

La resolución ratifica que ASIMELEC, siguió el único camino posible actuando de manera totalmente legal y con el objetivo de mejorar la situación de sus asociados, que debían de enfrentarse a sentencias condenatorias amparadas por Ley, a pagos muchos mayores así como a sufrir la retroactividad desde el año 1992.

ASIMELEC, asociación que agrupa a las empresas del macro sector TIC español, ha valorado satisfactoriamente la Resolución del Tribunal de Defensa de la Competencia (TDC). Éste ha resuelto desestimar los recursos interpuestos contra el sobreseimiento de la denuncia formulada por Javier de la Cueva contra el acuerdo firmado en 2003, entre las Entidades de Gestión de los derechos de autor y ASIMELEC, a la que luego se acumularon las denuncias de Hispalinux y de la Asociación de Internautas, al no haber quedado acreditado que la conducta de las entidades de gestión denunciadas y ASIMELEC, infrinjan conductas prohibidas por la Ley 16/1989 de Defensa de la Competencia.

El objeto del Acuerdo era la determinación concreta del importe de la remuneración compensatoria por copia privada que se aplicaría a los soportes idóneos para realizar reproducciones, establecida en el artículo 25.5 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (TRLPI).

Según el propio texto de la Resolución, el TDC tras analizar todos y cada unos de los elementos que concurrieron en el caso:

“falla en su totalidad en contra de las argumentaciones sostenidas y señala que la obligatoriedad del pago por parte de los deudores existía antes de la firma del mismo.
… La vocación del Acuerdo era la de acoger a todos lo fabricantes e importadores de productos digitales idóneos para la realización de copias, deudores de la remuneración compensatoria por copia privada en virtud del Artículo 25 del TRLPI, y a todas las entidades de gestión acreedoras de dicha remuneración, con el fin de zanjar la polémica que hasta ese momento se estaba dirimiendo en los tribunales a favor de las entidades de gestión”.

José Pérez, director general de ASIMELEC, “En diciembre de 2004, ASIMELEC formuló alegaciones a estas denuncias en el sentido de que el Acuerdo no establecía un canon, es decir ASIMELEC no creó canon alguno, porque éste ya lo había creado el artículo 25 del Texto Refundido de la Ley de Propiedad Intelectual (TRLPI), demostrando con ello que el Acuerdo al que nos vimos obligados a negociar, además de completamente constitucional, no restringía la competencia, sino que trataba de solucionar de la mejor manera las sentencias que reconocían a las entidades de gestión la deuda reclamada contra las distintas empresas deudoras de la remuneración”.

Nuestro objetivo en la negociación que llevamos a cabo con las entidades de gestión de Derechos de Autor, era evitar nuevas sentencias condenatorias e intentar conseguir condiciones económicas más ventajosas que las que los Tribunales estaban imponiendo en las sentencias, basadas a su vez en la legislación en vigor. Finalmente, — explica Pérez, logramos ventajas económicas para las empresas y para los consumidores y usuarios en comparación con la situación derivada de las citadas sentencias, y así lo reconoce la Resolución del Tribunal:

“La aplicación directa de las sentencias habría supuesto el pago de la remuneración por copia privada para soportes digitales desde su entrada en vigor, en 1996, hasta el momento de la sentencia, y además mantener el mismo importe para los pagos futuros. El resultado del convenio fue la condonación de las cantidades adeudadas hasta la firma del mismo, y ligeras rebajas sobre el importe de remuneraciones futuras respecto a los que marca la legislación.”

Por tanto, continua Pérez, estamos satisfechos de que por fin, todas las circunstancias respecto a aquella negociación y el acuerdo, salgan a la luz pública y ratificadas por Ley, demuestren la correcta actuación que seguimos, ya que logramos que las compensaciones pactadas en el Acuerdo de 2003 fueran inferiores a las establecidas en el Artículo 25 del TRLPI, lo que por extensión revela dicho acuerdo como más favorable a los intereses de los consumidores que el propio texto refundido de la Ley de Propiedad Intelectual. Esto, además y según la propia sentencia:

“desmonta la argumentación de los denunciantes en relación con el perjuicio que habrían sufrido dichos consumidores como consecuencia de una suerte de connivencia entre las entidades de gestión y ASIMELEC para explotar al consumidor final.”

Finalmente, indica José Pérez, en ASIMELEC siempre hemos tenido total respeto a los derechos de propiedad intelectual y la defensa de los intereses de sus titulares, sin embargo, mantenemos una postura firme en contra del canon digital, por considerarlo un modelo obsoleto, indiscriminado y inaplicable dentro de la Unión Europea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s