Las 5 innovaciones que más cambiarán nuestras vidas en los próximos 5 años, según IBM.

Por segundo año consecutivo, los investigadores y consultores de IBM han dado a conocer las cinco innovaciones que cambiarán nuestra vida en los próximos cinco años. Actualmente, el equipo de investigación de IBM está trabajando en desarrollar las tecnologías y los servicios que permitirán que todo esto ocurra.

Ver entrada anterior: Las cinco innovaciones tecnológicas para los próximos cinco años, según IBM.

Será más fácil ser ecológico y… ahorrar dinero.

Con el desarrollo del Hogar Digital, podremos acceder a nuevas utilidades que permitirán sentirnos responsables de la energía que consumimos continúa siendo un valor muy importante dentro de una población que sigue creciendo y, por tanto, consumiendo más y más energía. SE podrá recibir una llamada a tu móvil y que te dijeran: “Hola. Soy tu aire acondicionado, olvidaste apagarme y no hay nadie en casa. Por favor, presiona 1 y podrás desactivarme”. A medida que los datos empiecen a introducirse en el cableado eléctrico- el lavavajillas, aire acondicionado, luces y otros aparatos podrán conectarse directamente a una red eléctrica “inteligente” a la que se podrá acceder desde un teléfono móvil o un navegador Web y así apagar o encender estos electrodomésticos utilizando estos dispositivos, como si de un mando a distancia se tratase.

Las redes eléctricas inteligentes harán posible conocer y reducir las emisiones de CO2. Será posible recibir información sobre tu nivel de consumo eléctrico y poder controlar fácilmente la cantidad de energía que se consume así como el gasto en electricidad. Al mismo tiempo, se podrá acordar con la compañía eléctrica el consumo de CO2.

Las redes de distribución inteligentes también te acercarán las energías renovables, como la solar o la eólica. Las innovaciones basadas en estas fuentes de energía permitirán un coste energético más eficiente.

Muchas compañías de utilities ya están trabajando en estos campos y ya se están dando los primeros pasos. Por ejemplo, IBM está trabajando con compañías como Centerpoint Energy, en Tejas, Estados Unidos y Oxxio, en Holanda, que ofrecen a sus clientes contadores “inteligentes” que permiten a los consumidores desplazar su consumo eléctrico a determinadas horas del día, con tarifas eléctricas más caras o reducidas en función de la franja horaria. Esto permite a su vez a las eléctricas planificar mejor sus previsiones de demanda de consumo eléctrico y, en consecuencia, resolver los problemas de abastecimiento y prolongar la vida de sus activos.

El ZigBee Alliance, un ecosistema internacional de compañías que crea soluciones inalámbricas para aplicaciones residenciales, comerciales e industriales, ha desarrollado un dispositivo que permite apagar y encender aparatos eléctricos via Internet. IBM y otras compañías están desarrollando tecnologías para que los equipos de energía solar sean más eficientes y asequibles para los consumidores en un futuro.

Conduciremos de forma diferente.

Los coches alertarán sobre el estado del tráfico y ofrecerán un camino alternativo más despejado. Podrán evitar una colisión porque serán capaces de sentir los movimientos de otros vehículos. En el futuro, la tecnología inteligente será capaz de reducir los atascos (y por tanto mantener el tráfico en movimiento), disminuir el número de accidentes y guiarte desde un punto A a un punto B por un camino rápido y sin atascos. Los coches dispondrán de tecnologías que te asistirán durante la conducción y que permitirán que tu vehículo se “comunique” con otros coches y que reciba información y mensajes procedentes de sensores que se situarán en las carreteras.

En otras palabras, tu coche se comportará como si tuviese reflejos y llevará a cabo acciones preventivas ante situaciones de peligro o cuando la carretera esté colapsada.

Además, las ciudades podrán mejorar sus problemas de tráfico, utilizando sistemas inteligentes de tráfico que permitan ajustar en tiempo real los semáforos según el nivel de tráfico de cada momento y desviar, de una manera sencilla, a éste hacia rutas alternativas.

Estas tecnologías comienzan a ser una realidad e IBM ya está trabajando en ellas. Con la ayuda de IBM, la ciudad de Estocolmo ha puesto en marcha un innovador sistema de control del tráfico que ha conseguido disminuir en un 20% la congestión en horas punta.

La ciudad de Singapur posee un sistema de predicción del tráfico, que ofrece a las autoridades competentes la información precisa para gestionarlo de la manera más eficaz. Por último, IBM empezará a desarrollar un sistema de control del tráfico en la ciudad de Londres en 2009.

Sabremos mucho más sobre cada producto que consumimos.

Podremos conocer cuál es el origen exacto de la fruta y la verdura que compremos en el supermercado. Un reciente informe de IBM indica que el 72% de los consumidores demanda una información más concreta y detallada sobre el contenido, origen e impacto medioambiental de los productos que compran.

En el futuro, los programas de software y en las tecnologías de radio frecuencia almacenarán y darán acceso a información muy exacta sobre los alimentos que consumimos.

Utilizando códigos de barra de segunda generación, etiquetas de RFID y sensores especiales que analizan el medio (contenedores, etc.) donde viajan los productos, se podrá conocer todo a cerca del clima, el suelo, los pesticidas utilizados, el nivel de contaminación al que han sido expuestos, la temperatura y la calidad de aire de los contenedores donde han viajado los alimentos hasta llegar a tu mesa. Además, conoceremos cómo la producción de esos alimentos afectó al medio ambiente, permitiéndonos elegir los productos más ecológicos.

Los supermercados tendrán a kioscos informativos o carritos “inteligentes”, gracias a los cuáles se conocerá la procedencia y la cadena de producción que han seguido los alimentos que se compren. Por ejemplo, si nuestra dieta requiere carne procedente de animales que han sido alimentados con piensos naturales podrás, a través de estos dispositivos podrás saber de forma automática si el filete que has comprado cumple este requisito. En el supermercado podremos saber la compra que hicimos hace una semana.

El teléfono móvil será monedero, asesor personal y mucho más.

Podremos llevar a los amigos en el bolsillo y compartir con ellos no sólo mensajes SMS sino una tarde de compras. Las nuevas tecnologías permitirán fotografiar una camiseta de moda que lleva una chica por la calle y buscar en Internet quién es su diseñador y en qué tienda más cercana la venden. Podremos ver directamente en el móvil cómo le sentaría esa camiseta a tu avatar, representación a escala de ti en 3D, y enviar a los amigos un mensaje de móvil con la imagen para que te den su opinión.

El móvil podrá darnos la información exacta sobre dónde está la zona de nuestro diseñador favorito en unos grandes almacenes y te llevara hasta ella como si fuera un GPS.

Y aún más, como si se tratase de un guía y asistente personal, el móvil nos enseñara cómo y por dónde moverse en una nueva ciudad: llegar al aeropuerto, encender el móvil, y automáticamente facilita la información sobre conciertos, obras de teatro, películas, restaurantes con nuestras preferencias, etc. Además, el teléfono móvil hará las reservas y compraría las entradas, y se podrá utilizar el mensaje/recibo enviado a tu móvil como comprobante de esas compras.

El uso de este tipo de tecnología no está tan lejos. En un trabajo conjunto con IBM, la compañía japonesa Omron ha creado el primer servicio de entrega de información a través de un teléfono móvil, conocido como Goopas y por el que se envía información local al móvil de los viajeros cuando introducen sus billetes en el torno de entrada de la estación de metro.

En Singapur, CASSIS Internacional e IBM desarrollan un proyecto piloto, Smart Poster Management System, para estaciones de tren y autobús, que permitirá hacer transacciones por radiofrecuencia utilizando el teléfono móvil. Los consumidores sólo tendrán que apuntar con su móvil hacia un póster inteligente que anuncia un contenido o producto y podrán recibir esa información en su móvil, hacer reservas en restaurantes, comprar entradas o incluso avisar a los servicios de urgencias. No es necesario que el móvil se descargue ningún software especial para esto, ya que todas las transacciones se transmiten por radiofrecuencia.

En Japón, casi todos los teléfonos móviles tienen lectores de códigos de barras. Con un clic, el usuario escanea con su móvil el código de barras de un anuncio y en su pantalla se despliega directamente la página del anunciante preparada para hacer una compra por comercio electrónico.

Los médicos tendrán mejores herramientas para diagnosticar y tratar enfermedades.

La tecnología permitirá que a los médicos tener supersentidos. Por ejemplo, una visión rayos X para analizar imágenes médicas o un superoído para escuchar los ruidos más diminutos del latido de tu corazón.

La tecnología también pondrá en sus manos dispositivos que le permitan organizar, almacenar y acceder con eficacia a toda la información sobre la salud de sus pacientes. Todo tu historial médico: visitas, análisis de sangre, medicinas que has tomado, resonancias magnéticas, radiografías, y mucho más, estará organizado del mismo modo en que el médico trata al paciente: estudiando el cuerpo humano. Las tecnologías de visualización en 3D permitirán que los médicos visualicen el cuerpo humano y accedan a tu historial de forma distinta: con solo un click de ratón en una parte del cuerpo, podrán conocer toda la información médica relevante, en lugar de pasar páginas en un cuaderno de notas.

Por ejemplo, hoy, cuando un paciente acude al médico quejándose de un dolor de pecho, el doctor le suele preguntar si recuerda algún antecedente y al mismo tiempo, comprueba alguna anotación que tenga en su ficha del paciente. En el futuro, los médicos podrán hacer click en una parte específica del modelo 3D del cuerpo humano del paciente, en este caso el corazón, y rápidamente podrá acceder a todo el historial médico y, en ese caso, a la información relacionada con el corazón de ese paciente, incluyendo textos, resultados de laboratorio e imágenes médicas como radiografías o resonancias.

IBM ha investigado y desarrollado un tipo de tecnología que conseguirá hacer de esto una realidad. Se trata de la solución Advanced Analytics for Information Management, AALIM, que analiza y procesa la información de los historiales de miles de pacientes. Con esta herramienta, los médicos podrán encontrar patrones comunes entre pacientes y por tanto, identificar los tratamientos con mayores éxitos. Además, IBM’s Anatomic and Symbolic Mapper Engine, ASME, ofrece un modelo interactivo 3D del cuerpo humano que mostrará información sobre la salud a golpe de vista.

About these ads

Un pensamiento en “Las 5 innovaciones que más cambiarán nuestras vidas en los próximos 5 años, según IBM.

  1. Pingback: Las cinco innovaciones que cambiarán nuestras vidas en los próximos cinco años. « Sociedad de la Información

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s